IoT, un mercado de 7.6 mil millones de dólares en Latam

 

Mirando a su alrededor, queda claro que el Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés) está transformando el mundo. IoT ya está bien establecido en una variedad de industrias, incluidas fábricas, ciudades inteligentes, atención médica, comercio minorista y muchos otros entornos. Según McKinsey, se espera que genere un impacto económico global de entre 4 mil millones y 11 mil millones de dólares para 2025.

 

En Latinoamérica la previsión para el 2021 es que los ingresos de IoT en llegarán a los 7.598,3 millones de dólares, el mayor mercado será Brasil con 3.294 millones de dólares, seguido de México con 3.037 millones de dólares y Colombia con 424 millones de dólares, según un white paper del BID Invest, GSMA y Frost & Sullivan.

 

EL IoT ofrece una oportunidad única para brindar beneficios convincentes en múltiples industrias al permitir la conectividad de dispositivos, servicios y sistemas que va mucho más allá de las capacidades existentes de máquina a máquina (M2M). Sin embargo, establecer confianza y seguridad es esencial para garantizar que la innovación de IoT brinde los resultados que esperan las personas y las empresas.

 

Seguridad de la información es vital para el IoT

Como cualquier caso de uso de red avanzado, las soluciones de IoT dependen de trabajar con sistemas y datos fundamentalmente seguros. Eso significa que mantener la confidencialidad, la disponibilidad y la integridad es fundamental.

 

Para mantener la confidencialidad de los datos privados, el acceso a la información debe estar disponible solo para los usuarios autorizados para verla. Cuando la información se transmite entre dispositivos de IoT, debe estar encriptada para detener el acceso no autorizado.

 

Controlar el acceso al dispositivo también es clave para mantener la confidencialidad de sus datos de IoT. Las organizaciones deben asegurarse de que todo lo que se conecte a un dispositivo de IoT, ya sea una puerta de enlace, un servidor, otro dispositivo o usuarios, esté debidamente autenticado para garantizar que solo los usuarios y sistemas de confianza obtengan acceso.

 

También es importante garantizar la integridad de los datos, asegurándose de que cualquier paquete enviado a un dispositivo o cualquier dato generado por el dispositivo sea auténtico y esté inalterado.

 

PKI: aliado fuerte y seguro

PKI ha sido durante mucho tiempo un estándar líder en seguridad de Internet, que ofrece todas las capacidades necesarias para proporcionar el alto nivel de confianza y seguridad que requieren las implementaciones de IoT actuales.

 

Ofrece una seguridad sólida y probada a través de capacidades de encriptación y autenticación, y firmas digitales para verificar la integridad de los datos. También es un enfoque flexible de la seguridad, diseñado para admitir la diversidad inherente a los casos de uso de IoT. Con PKI, las organizaciones pueden garantizar que los usuarios, sistemas y dispositivos puedan autenticarse de forma segura y que los datos puedan protegerse tanto en reposo como en tránsito.

 

Minimizar la fricción para los usuarios finales es una forma importante de maximizar la adopción y la productividad, y PKI ofrece una experiencia intuitiva que proporciona autenticación mutua, cifrado de datos confidenciales y garantía de la integridad de los datos. Permite una implementación flexible en una variedad de entornos y es manejable a escala “, dijo Mike Nelson, vicepresidente de seguridad de IoT en DigiCert.” PKI también es altamente personalizable y permite a las organizaciones modificar o revocar certificados para responder rápidamente a las necesidades comerciales cambiantes. ”

 

Cuando se implementa y administra con las mejores prácticas, PKI proporciona una base sólida para permitir que las organizaciones establezcan y mantengan la confianza y la seguridad en todos los casos de uso de IoT. Ya está en uso hoy en día en una variedad de industrias y, a medida que IoT continúe madurando, su adopción seguirá creciendo.

 

Seguridad de casa

Los dispositivos domésticos de IoT se están volviendo cada vez más populares, pero muchos consumidores han tenido problemas para que los diferentes dispositivos dentro de sus hogares funcionen juntos sin problemas. También existe una gran variación en las prácticas de seguridad entre los fabricantes de dispositivos domésticos inteligentes.

 

Se utilizan muchos protocolos y estándares operativos diferentes, por lo que no hay garantía de que un dispositivo en particular sea seguro o compatible con un asistente virtual o una red doméstica. Para abordar estos problemas, Zigbee Alliance, en colaboración con líderes de la industria como Amazon, Apple, Google, Samsung, DigiCert y muchos otros, formó el proyecto Connected Home over IP (Proyecto CHIP).

 

El Proyecto CHIP está dedicado a crear un estándar de interoperabilidad para dispositivos domésticos, con un fuerte enfoque en la seguridad. Su objetivo no es solo garantizar que los dispositivos interoperen sin problemas entre sí, sino también admitir una recopilación y gestión de datos más segura en las redes domésticas. PKI juega un papel fundamental en el estándar emergente y garantizará que los dispositivos se autentiquen de forma segura y que la comunicación permanezca confidencial.

 

El Proyecto CHIP no solo simplificará la implementación para los fabricantes, sino que también garantizará a los consumidores que los dispositivos domésticos funcionarán juntos de manera segura con cualquier dispositivo que cumpla con el nuevo estándar.

 

En el caso del entretenimiento, la seguridad juega un papel fundamental, especialmente en la televisión. A medida que los consumidores ven la programación en más dispositivos, de diferentes proveedores, es más importante que nunca proteger no solo el contenido, sino también los datos de los espectadores. Idealmente, este nivel de protección debería integrarse directamente en los dispositivos. A partir de 2002, los primeros estándares, como la interfaz común de transmisión de video digital, versión 1 (DVB CI v1), proporcionaron cierta protección inicial para los televisores en Europa. Sin embargo, el estándar se volvió obsoleto a medida que surgieron nuevas tecnologías como DVR, programación HD y dispositivos decodificadores conectados a Internet. El antiguo estándar DVB CI v1 no podía reconocer los dispositivos más nuevos y solo ofrecía cifrado unidireccional de los datos enviados a un módulo de acceso condicional (CAM).

 

Para abordar el problema, varios fabricantes líderes de televisores se unieron para desarrollar el estándar Common Interface Plus. Con los certificados de seguridad PKI en el corazón del estándar, CI Plus proporciona cifrado integrado de un extremo a otro. Al usar televisores certificados integrados junto con CAM, el estándar ayuda a garantizar que el contenido y los consumidores permanezcan protegidos, al tiempo que brinda una experiencia de visualización personalizada de alta calidad.

 

“PKI ha demostrado ser una solución altamente segura, flexible y manejable para proteger los entornos de IoT más avanzados de la actualidad”, dijo Nelson. “A medida que IoT continúa madurando, PKI y los líderes de la industria continuarán apoyando la innovación al garantizar la confianza y la seguridad sólida necesarias para desarrollar todo su potencial”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *