NVIDIA lanza “Data Center sobre ruedas” y plataforma de diseño

 

NVIDIA presentó su procesador de próxima generación habilitado para IA para vehículos autónomos, NVIDIA DRIVE Atlan, que entregará más de 1,000 billones de operaciones por segundo (TOPS) y estará disponible para los modelos del año 2025 de los fabricantes de automóviles.

 

El sistema en un chip NVIDIA DRIVE Atlan es la última incorporación a la hoja de ruta de computación centralizada de NVIDIA para vehículos autónomos. Fusiona la inteligencia artificial y el software con lo último en computación, redes y seguridad para lograr niveles de rendimiento y seguridad sin precedentes.

 

DRIVE Atlan incluirá la arquitectura de GPU de próxima generación de NVIDIA, nuevos cores Arm de CPU, así como aceleradores de deep learning y visión de computación. Este rendimiento similar al de un data center proporciona a los fabricantes de automóviles amplias capacidades de computación para fabricar vehículos definidos por software que son altamente programables y actualizables perpetuamente a través de mejoras seguras e inalámbricas.

 

“La industria del transporte necesita una plataforma de computación en la que se pueda confiar durante décadas. La inversión en software es demasiado grande para repetirla para cada automóvil. NVIDIA DRIVE es la plataforma de computación de IA y AV más avanzada, con un rico software global y ecosistemas de desarrolladores, y arquitectónicamente compatible durante generaciones”, dijo Jensen Huang, fundador y CEO de NVIDIA. “El día de hoy, anunciamos la próxima extensión de nuestra hoja de ruta: nuestro nuevo DRIVE Atlan es realmente una maravilla técnica, que fusiona todas las fortalezas de NVIDIA en los data centers de IA, automotores, de robótica, de seguridad y BlueField para brindar una flota de conducción autónoma segura”.

 

Tecnología de Seguridad de Nivel de Data Center

DRIVE Atlan integrará una unidad de procesamiento de datos (DPU) NVIDIA BlueField, que ofrece una amplia gama de servicios avanzados de red, almacenamiento y seguridad para admitir las cargas de trabajo de computación y de IA complejas que se encuentran en los vehículos autónomos. BlueField ofrece una capacidad de programación completa de la infraestructura en el chip del data center, armado con un enclave de seguridad para evitar filtraciones de datos y ataques cibernéticos. DRIVE Atlan se diseñó desde cero para manejar de forma segura la gran cantidad de aplicaciones de IA que se ejecutan simultáneamente en máquinas autónomas.

 

El procesador original de la compañía para conducción autónoma, NVIDIA DRIVE Xavier (30 TOPS) se encuentra en automóviles y camiones que se están fabricando actualmente, mientras que NVIDIA DRIVE Orin (254 TOPS) ya se ha incorporado a los plazos de producción de los principales fabricantes de automóviles a partir de 2022. NVIDIA DRIVE Atlan ampliará el liderazgo de la familia NVIDIA DRIVE de SoC para los objetivos de producción de vehículos para 2025 y el futuro.

 

Dado que NVIDIA DRIVE Atlan, Orin y Xavier son todos programables a través de las bibliotecas y las API abiertas CUDA y TensorRT, los desarrolladores pueden aprovechar sus inversiones en múltiples generaciones de productos a medida que establecen sus futuros planes de producción de VA.

 

Además, la firma anunció Omniverse Enterprise, una plataforma que permite a los equipos de diseño 3D globales que trabajan en múltiples paquetes de software para colaborar en tiempo real en un espacio virtual compartido.

 

Omniverse Enterprise hace posible que los equipos de producción 3D trabajen juntos sin problemas en proyectos complejos. En lugar de requerir reuniones en persona o intercambiar archivos grandes e iterados, los diseñadores, artistas y revisores pueden trabajar simultáneamente en un mundo virtual desde cualquier lugar y en cualquier dispositivo.

 

“Cada dos de décadas, las tecnologías convergen para permitir algo completamente nuevo: Omniverse es un invento de este tipo”, dijo Jensen Huang, fundador y CEO de NVIDIA. “Omniverse se basa en todo el trabajo de NVIDIA y nos permite crear y simular mundos virtuales en 3D compartidos que obedecen a las leyes de la física. Las aplicaciones inmediatas de Omniverse son increíbles, desde conectar equipos de diseño para colaboración remota hasta simular gemelos digitales de fábricas y robots. El metaverso de la ciencia ficción está cerca”.

 

Omniverse Enterprise es una nueva plataforma que incluye el servidor NVIDIA Omniverse Nucleus, que administra la base de datos compartida entre los clientes, y NVIDIA Omniverse Connectors, que son complementos para aplicaciones de diseño líderes en la industria.

También incluye dos aplicaciones de usuario final: NVIDIA Omniverse Create, que acelera la composición de escenas y permite a los usuarios en tiempo real ensamblar, iluminar, simular y renderizar escenas de forma interactiva, y NVIDIA Omniverse View, que impulsa el diseño colaborativo y la visualización de proyectos de arquitectura e ingeniería con renderizado fotorrealista. El software NVIDIA RTX™ Virtual Workstation (vWS), que también forma parte de la plataforma, brinda a los colaboradores la libertad de ejecutar sus aplicaciones 3D con uso intensivo de gráficos desde cualquier lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *