El cometa Leonard, una rareza que no esperábamos

La naturaleza a menudo nos da eventos celestes únicos y el cometa Leonard podría ser uno de ellos. Su órbita hiperbólica lo trae solo una vez a través del Sistema Solar interno, así que luego seguirá de vuelta a las profundidades del espacio.

Hasta hace poco no sabíamos que existía, pero este nuevo cometa puede convertirse en el más brillante de todos en este 2021, alcanzando una luminosidad que nos permitirá verlo a simple vista.

Las estimaciones indican que puede alcanzar una magnitud visual de alrededor de 5 o hasta 4 (cuanto menor sea la magnitud, más brillante será el cometa). Incluso en su máximo acercamiento, estará muy cerca del horizonte, al este (por donde sale el sol). Podemos esperar verlo con binoculares desde los primeros días de diciembre, justo antes del amanecer. Inicialmente comenzará siendo visible desde el hemisferio norte.

Durante los primeros días de 2021 se ha anunció el descubrimiento de un nuevo cometa que podría llegar a ser observable a finales de este año a simple vista. Pero, ¿hasta qué punto se puede cumplir ese pronóstico?

El día 3 de enero de 2021 el astrónomo Gregory J. Leonard informó del descubrimiento de un cometa en imágenes obtenidas mediante el telescopio reflector de 1.5 m del Sistema de Vigilancia Mt. Lemmon, en Arizona (EEUU), cuando estaba en la constelación de Canes Venatici con un brillo de magnitud 19. Leonard estimó una coma condensada con un tamaño angular de 10 segundos de arco y la presencia de una cola de 5 segundos de longitud.

Durante los siguientes días diferentes observadores confirmaron su naturaleza cometaria. Analizando imágenes anteriores se confirmaron además diversas observaciones pre-descubrimiento realizadas por el Observatorio Konkoly (Hungría), los telescopios Pan-STARRS1 y Pan-STARRS2 en Hawaii (EEUU), y hasta por el propio Observatorio Mt. Lemmon nada menos que el 11 de abril de 2020, nueve meses antes de su descubrimiento, el cometa aparecía por aquel entonces con un brillo de magnitud 21.8.

El nuevo cometa recibió la denominación C/2021 A1 (Leonard), el primer cometa descubierto en 2021, y gracias a las observaciones pre-descubrimiento tan separadas en el tiempo se pudo calcular pronto una órbita bastante precisa: una órbita cuasi-parabólica en origen, con una aproximación previa al interior del Sistema Solar de hace unos 80.000 años, en mitad del Paleolítico Medio, por lo que no se trata pues de un cometa auténticamente nuevo.

Según sus parámetros orbitales, su próximo perihelio será el 3 de enero de 2022 cuando se acercará hasta una distancia de 0.62 UA (Unidades Astronímicas) del Sol (entre las órbitas de Mercurio y Venus). Antes de ello, su máxima aproximación a la Tierra será unas semanas antes, en concreto el 12 de diciembre de 2021 cuando pasará a 0.23 UA de nuestro planeta, relativamente cerca (91 veces la distancia de la Tierra a la Luna). Aunque más destacable será su acercamiento al planeta Venus días después, el 18 de diciembre a 0.0284 UA (a sólo 4 millones de kilómetros) de este planeta.

Su estancamiento de brillo nos hizo perder la esperanza de poder ver de nuevo un cometa a simple vista este año. Pero después de agosto el cometa se reactivó, aumentando rápido de brillo y volviendo a hacer posible un final de año con un cometa aun si cabe más brillante de lo previsto.

De todos modos, ahora que el cometa Leonard ya es accesible mediante telescopios modestos, cabe seguir observándolo, fotografiándolo y estudiándolo durante los meses de octubre y noviembre con el fin de poder elaborar un pronóstico más preciso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com