Disminuye 15% uso de datos móviles en Cdmx

 

A partir de un análisis del uso de redes moviles y residenciales, Ericsson encontró que el consumo de datos móviles ha decrecido 14.7% en la Ciudad de México desde principios de marzo, cuando un gran número de empresas comenzaron a implementar políticas de trabajo remoto o a suspender algunas de sus actividades.

Esto se ha traducido en que la mayoría de los operadores de telecomunicaciones han registrado una disminución en el uso de las redes móviles por parte de los usuarios.

 

En contraste, las redes fijas han experimentado un aumento de tráfico de datos de 11% dentro de espacios residenciales, mientras que en cafés, restaurantes y centros comerciales el consumo se ha desplomado en 47%, según un informe de datos de movilidad de Google. El uso de servicios de streaming, videollamadas y plataformas de educación en línea es lo que ha impulsado el aumento en el tráfico de datos de red fija.

 

”Observamos que Polanco y Reforma, zonas que conforman el corredor principal de concentración de datos de la ciudad, todavía presentan actividad”, explicó Fabián Monge, Director de Preventa para Ericsson en Latinoamérica Norte y Caribe. ”También notamos que la mayor parte del tráfico móvil se ha movido a zonas suburbanas, lo que revela la migración temporal que ha provocado la práctica masiva de trabajar desde casa”, puntualizó.

 

 

Mapa de la Ciudad de México que revela la caída en el uso de datos de redes móviles

 

En México, 54% de la población actualmente se encuentra en casa como medida para disminuir la propagación del coronavirus, según cifras de De las Heras Demotecnia. Esto significa que al menos 68 millones de personas han tenido que adaptarase a un nuevo estilo de vida, convirtiendo sus hogares en su punto de trabajo, centro de entretenimiento y escuela remota.

 

De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2018 en México hay 74.3 millones de usuarios de Internet. Poco más de la mitad (51.9%) considera que la lentitud en la transferencia de la información es el mayor inconveniente al que se enfrentan.

Esto debe tomarse en cuenta previendo que el consumo de datos incremente de manera drástica cuando México ingrese oficialmente a la fase 3 de la pandemia de COVID-19, pues para entonces el aislamiento en casa sería aún mayor.

 

Más gente utilizando datos en casa y menos en puntos de reunión en el exterior deja en evidencia que la Jornada Nacional de Sana Distancia declarada por la Secretaría de Salud, implementada el 20 de marzo pasado y que recomienda la restricción en el tránsito y concentración de personas, está siendo adoptada por la población en buena medida.

 

6 RECOMIENDACIONES PARA OPTIMIZAR EL USO DE LA RED DOMÉSTICA

¿Qué se puede hacer para tener una experiencia óptima al usar los datos de la red en casa? Ericsson emite algunas recomendaciones sencillas:

 

  1. Vigilar la cantidad de equipos conectados a la red. Mientras más equipos se tengan conectados (teléfonos, computadoras, tablets o smart TVs), el ancho de banda será menor, ya que se dividirá entre todos ellos. Desconecta los que no están en uso.
  2. Colocar el modem en un lugar elevado. Ponerlo en la parte baja de un mueble o en un rincón de la casa no es lo óptimo, pues la señal puede interrumpirse fácilmente.
  3. Proteger tu usuario y contraseña. Restringir el acceso de tu señal de WiFi a personas que no están en tu casa evita que se sature el ancho de banda.
  4. Evitar alteraciones de tu señal de WiFi. Dispositivos como teléfonos inalámbricos, equipos bluetooth, hornos de microondas o cámaras interfieren con la señal, así que evita poner el modem cerca de alguno de ellos.
  5. Instalar un repetidor. La señal de WiFi puede perderse en casas grandes o con una distribución difícil. Para mitigar este problema, se puede instalar un repetidor o incluso un segundo router para que la señal se amplíe.
  6. Revisar las configuraciones de aplicaciones de streaming. Se puede adaptar la calidad de imagen o video a un ancho de banda más bajo y, en consecuencia, más eficiente. De este modo, se pueden evitar consumos masivos y saturación de redes de datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *