Desabasto pega más a la administración pública

Analistas de Select recomiendan al gobierno federal extender los tiempos de entrega de próximas licitaciones TIC ante el desabasto de productos derivado de situación de pandemia COVID-19 y los conflictos mundiales actuales.

El gobierno de México debería reconocer los retos que enfrenta desde el año pasado la industria TIC ante los problemas de desabasto en la cadena global de suministros de chips y productos TIC relacionados, advierten analistas de Select, especialistas en el mercado de las tecnologías de la información y telecomunicaciones en el país.

Es por ello que exponen públicamente sus recomendaciones; la principal: flexibilizar los tiempos de entrega en licitaciones públicas relacionadas con este sector TIC, sobre todo los segmentos de alta especialización como los Centros de Datos y Conectividad, donde se están enfrentando a tiempos de entrega de hasta 10 meses.

grafica 1

“Ante el desabasto de equipo, derivado de la gran demanda de procesadores, aunado al paro de plantas productivas y restricciones al comercio global, desde mayo del 2020 la industria TIC en México ha reportado el desabasto como principal afectación y es posible que continúe hasta 2023”, comentaron voceros de Select.

Aún se registran paros de plantas en Asia, escasez de fletes y contenedores, y mayor demanda de tecnología en diferentes industrias.
Los segmentos afectados son chips, semiconductores, switches, PC y servidores, entre otros. Además, la escasez de contenedores incrementa precios de los productos y la logística. Los sectores productivos más impactados por esta situación son el automotriz, electrónica y manufactura.

Miembros de la industria TIC mundial han declarado recientemente que el abasto de normalizará hasta 2023, por lo que este año seguiremos enfrentando esta situación.

Cristiano Amon, presidente y director ejecutivo de Qualcomm reconoció que “la industria global de semiconductores enfrenta dificultades para satisfacer la demanda de todos los sectores de la economía, pero proyectó la solución de la escasez en la cadena de suministro de los chips para el segundo semestre de 2022”.

Mientras que Pat Gelsinger, CEO de Intel, cree que la crisis de chips se alargará hasta 2023: “Estamos en lo peor ahora mismo, cada trimestre del próximo año iremos mejorando gradualmente, pero no vamos a equilibrar la relación entre el suministro y la demanda hasta 2023”.

grafica 4

Ante este contexto, en 2021 sólo se ejerció el 79% del presupuesto TIC en el gobierno federal destinado a las partidas de arrendamiento o adquisición de equipo.

Para 2022, el gobierno federal planea gastar $10,406 millones de pesos en esta misma categoría, que significa el 32% del presupuesto TIC federal ($32,334 millones de pesos, lo cual representa un crecimiento del 16% contra lo presupuestado en el 2021).

Resulta importante resaltar que este monto representa 25% de la venta anual de los proveedores TIC: VARs, integradores y distribuidores. Además, la no ejecución afectaría el avance de proyectos prioritarios de múltiples agencias federales como CFE, IMSS y SPC.

De hecho, Select estima que las dependencias federales con riesgo de ser afectadas por desabasto en 2022 son las siguientes:

• CFE
Presupuesto de $6,982 millones de pesos para TIC, donde el 28% se destinará a adquisición y/o arrendamiento de equipo.

• IMSS
Presupuesto de $4,637 MDP para TIC, donde el 10% se destinará a adquisición y/o arrendamiento de equipo.

• SPC
Presupuesto de $2,930 MDP para TIC, donde el 16% se destinará a adquisición y/o arrendamiento de equipo.

• ISSSTE
Presupuesto de $2,226 MDP para TIC, donde el 34% se destinará a adquisición y/o arrendamiento de equipo.

• SEP
Presupuesto de $1,992 MDP para TIC, donde el 29% se destinará a adquisición y/o arrendamiento de equipo.

• Otras dependencias
Presupuesto de $13,657 MDP para TIC, donde el 45%, refacciones y mantenimiento, se destinará a adquisición y/o arrendamiento de equipo.

Las partidas del presupuesto TIC para este 2022 que están en riesgo, según Select, son: arrendamiento de equipo ($4,703 millones de pesos, bienes informáticos ($1,784 millones de pesos), equipo de telecomunicaciones ($1,744 millones de pesos), mantenimiento de equipo ($1,629 millones de pesos), arrendamiento de equipo de telecomunicaciones ($273 millones de pesos) y refacciones ($273 millones de pesos).

grafica 5

En ese sentido, Select advierte que esta situación traerá afectaciones significativas en las actividades de estas dependencias gubernamentales, pues el equipo informático es indispensable para que se desempeñen de manera correcta las actividades institucionales.

“De hecho, la ralentización en la ejecución de adquisiciones de TIC entorpecería la mejora en el desempeño de la administración pública en México. Por ello, el gobierno debe aprovechar al cien por ciento el presupuesto aprobado para mejorar el desempeño y el buen desarrollo de sus grandes proyectos de infraestructura en desarrollo”, comenta el Ricardo Zermeño, director de Select.

Sobre los tiempos de entrega en las licitaciones, los analistas precisaron que los tiempos de entrega de los productos son afectados de acuerdo con el nivel de especialización: a mayor especialización de los
componentes, se incrementa los lapsos de entrega. Por ejemplo, el en Cómputo personal el periodo de entrega es de 8 semanas, en productos relacionados con Cooling de precisión es de 20 semanas, en Centro de datos es de 24 semanas, y en Redes es de 33 a 41 semanas.

Como conclusión, Select deja en la mesa pública las siguientes recomendaciones:

* Evaluar el impacto del desabasto de manera continua.

* Reconocer los tiempos de entrega de los diferentes bienes informáticos.

* Adecuar los contratos marco y las licitaciones respectivas a los tiempos
* de entrega vigentes.

* Flexibilizar los periodos para ejercicio del presupuesto en las partidas más afectadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com