cryptojacking; Qué es y cómo evitarlo

El cryptojacking o el hackeo para criptominería se ha convertido en una de las principales amenazas cibernéticas en el mundo. Para comenzar, las criptomonedas, también conocidas como criptodivisas, son una forma de dinero digital, que no tiene ningún respaldo físico. Se llaman ‘cripto’ porque utilizan principios de cifrado matemático complejo (es dinero ‘encriptado’). No hay bancos físicos que manejen el dinero, y los usuarios gestionan sus propias cuentas de manera anónima (la información de los usuarios también está encriptada).

El Blockchain es una tecnología que funciona como una base de datos distribuida y segura. El cifrado protege todos los datos que se guardan en blockchain (también llamada cadena de bloques). Un bloque es un conjunto de transacciones que se guardan sin la intervención de personas. Los mineros reciben las solicitudes para validar si las transacciones guardadas en un bloque son correctas. Este proceso se hace sin intervención humana, pues el sistema envía una serie de cálculos matemáticos complejos a varios equipos de cómputo.

Una vez completen esta tarea y validan las transacciones del bloque, como recompensa reciben criptomonedas. A esta tarea se le llama minería de criptomonedas. Para obtener más criptomonedas, se requieren más computadoras conectadas la mayor cantidad de tiempo posible solucionando cálculos.

Criptojacking: así funciona

El criptojacking podría traducirse como una forma de minería de criptomonedas ilegal, que secuestra el poder de procesamiento de las computadoras, para ponerlas a resolver cálculos matemáticos y recibir criptomonedas.

El software malicioso puede ingresar bien sea a través de una descarga o al visitar una página web. Una vez instalado, el software usa nombres de procesos legítimos de Windows para pasar desapercibido y ocupar el rendimiento de la CPU en labores de minería de criptodivisas.

La popularidad del bitcoin en México, ha llegado a 1 millón de cuentas que operaban este tipo de activos en el país. Esta tendencia se ve reflejada en laencuesta global de consumo, elaborada por Statista, posicionando a México con un 9% de la población adoptando la moneda. Gracias a ello se han vuelto un blanco fácil para los ciberataques, formando parte del 24% de incremento en comparación con 2021 para América Latina, según datos de Kaspersky.

El malware de criptomonedas funciona como un parásito que pone la potencia de las computadoras al servicio de la minería de criptodivisas. Esto puede generar interrupciones en los servicios, afectar el rendimiento de los dispositivos y reducir drásticamente su vida útil.

Puede incluso, dejar puertas abiertas para ataques de ransomware, pues una vez se ha vulnerado el sistema, será más fácil para otras amenazas tomar el control del dispositivo y de la información que guarda.

Pero ¿Cómo saber si soy víctima de cryptojacking? ManageEngine te aconseja cómo evitarlo.

 Constantes fallos en el sistema, aumento en el consumo de energía, interrupciones o degradaciones de los servicios y bajo rendimiento de red, son algunos de los ‘síntomas’ de un ataque de esta clase.

 Para evitar ser víctima del cryptojacking es esencial implementar las buenas prácticas mínimas de ciberseguridad: mantener el software actualizado, usar contraseñas complejas, no descargar archivos de correos o sitios web sospechosos y controlar las políticas de privilegios del sistema.

 Además, también se recomienda desinstalar el software que no se usa (puede estar corriendo malware en segundo plano), aplicar listas blancas y negras de aplicaciones (para controlar lo que se instala en los equipos) y monitorear la actividad del CPU (para detectar anomalías).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com