¿Cómo convertir un negocio en una empresa cognitiva utilizando tecnologías de IA?

 

Durante los últimos años, empresas de todo el mundo han adoptado nuevas tecnologías basadas en Inteligencia Artificial (IA), como el Cómputo Cognitivo. Esto, con el fin de poder mejorar sus operaciones comerciales, a la vez que redefinen las formas en las que se relacionan con sus clientes. De hecho, un estudio realizado por la empresa consultora IDC, indica que el gasto global en sistemas de IA mantendrá un ritmo de crecimiento elevado durante los próximos años, por lo que podría alcanzar un monto de 98 mil millones de dólares para 2023, casi tres veces por encima de las previsiones para 2019. Lo que indica el gran interés de las empresas por entrar en la ola de la transformación digital.

 

El Cómputo Cognitivo es la simulación de procesos de pensamiento humano en un modelo computarizado. Es decir, con esta tecnología se pretende que una máquina llegue, o por lo menos se acerque a las ideas similares a las de una persona. Esto es especialmente útil para las empresas que quieren entender mejor las necesidades y demandas de sus consumidores, entre otras funciones.

 

Muchas empresas están viendo a la IA como un objeto luminoso y brillante que se puede aplicar en cualquier ámbito, debido a que ofrece soluciones útiles, atractivas, intuitivas y rentables”, comenta Gustavo Parés, director general de la firma especializada en Cómputo Cognitivo e Inteligencia Artificial, NDS Cognitive Labs. “Sin embargo, las empresas deben entender que estas herramientas se deben implementar con un propósito, ya sea acelerar los procesos operacionales o disminuir la carga de trabajo, para así aprovechar el máximo potencial de las personas, transformando sus roles de operacionales a estratégicos”, añade.

 

Una organización puede encontrar una amplia serie de beneficios al utilizar este tipo de herramientas, que van desde una comprensión más rápida de los flujos de datos complejos y un acceso más rápido a la información, hasta aumentar la productividad de la empresa y ayudar a los colaboradores a manejar mejor y de manera más eficiente los datos. Por ello, la firma NDS Cognitive Labs señala algunos puntos a considerar antes de convertir tu negocio en una empresa cognitiva:

 

Utilizar el análisis de datos como ventaja. Es necesario que encuentres la fuerza en los números y aproveches los conocimientos de los datos. Tu empresa debe comenzar a explotar los datos que recopila de múltiples canales, como redes sociales y correo electrónico, y vincularlos para comprender a tus clientes y cumplir con sus necesidades incluso antes de que las expresen. Los chatbots son particularmente útiles en este sentido, ya que puede recopilar información al interactuar con los usuarios, darle coherencia a los datos y ofrecer mensajes y ofertas personalizadas a los consumidores basadas en sus gustos.

 

Invertir en talento humano. Los sistemas cognitivos requieren expertos en la materia, pues estas personas tienen la experiencia necesaria para poder entrenar y desarrollar el sistema a base de preguntas y respuestas, como es el caso de los chatbots.

 

Invertir en el talento adecuado y la capacitación continua serán necesarios para el viaje hacia una empresa digital y cognitiva, sin mencionar que las empresas deben aplicar herramientas de IA a sus flujos de trabajo de recursos humanos y obtener información sobre las habilidades que realmente necesitan ahora y en el futuro, para determinar cómo se puede satisfacer la demanda del mercado.

 

Diseñar el negocio para el cambio. A estas alturas de la transformación digital, las empresas ya no pueden darse el lujo de esperar y ver cuál es la tecnología que funciona o no en su industria, por lo que es necesario que se centren en el crecimiento planificado y se puedan alinear con la arquitectura tecnológica emergente, ya que podrían rezagarse en el mercado y perder una buena cantidad de clientes. Debido a esto, tanto la arquitectura empresarial como la estrategia comercial, deben estar preparadas para anticipar el futuro y para ésto, deben estar abiertos al uso de nuevas herramientas.

 

Agilidad y adaptación rápida. Una empresa debe comenzar a descubrir y desarrollar nuevas estrategias, pues tienen que pensar y responder rápidamente en la era digital. Es por ello que tu organización debe estar abierta al aprendizaje y tener la flexibilidad de cambiar de dirección sobre la base de lo que aprende. Así, las plataformas empresariales que admiten flujos de trabajo bien integrados y habilitados cognitivamente, se están convirtiendo en el hábitat ideal para los líderes y equipos ágiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *