Chipsets Qualcomm en el funcionamiento de los dispositivos móviles

 

¿Qué es lo que permite que un teléfono celular proyectar imágenes y videos, visualizar textos, así como responder correctamente a las órdenes que damos? Su buen desempeño depende de diversos componentes que operan desde el corazón del dispositivo, el chipset, el cual se encarga incluso de que se procese la voz de una persona, o de que se pueda realizar la toma de fotografías.

 

El chipset es un componente conformado por diferentes tipos de procesadores que permiten que la asignación de tareas de un dispositivo se realice correctamente. Qualcomm encamina actualmente sus esfuerzos hacia la implementación de la red 5G y en la fabricación de chipsets innovadores que se encuentran disponibles en dispositivos que utilizamos hoy en día.

 

Movilidad, conectividad, avances en inteligencia artificial, gran calidad de imagen, así como una respuesta eficaz ante factores como el overclocking son características que en 2019 Qualcomm desarrolló en importantes chipsets para teléfonos celulares y dispositivos móviles. Entre los chipsets más destacados destacan:

 

Snapdragon 730: con un rendimiento 35% más poderoso que su generación anterior, fue el lanzamiento estelar del 2019. Presentado con una tecnología de 8 nanómetros Kryo 470 operable a hasta a 2.2 Ghz para dispositivos de gama media-alta, así como una GPU Adreno 618, este chipset es parte de la cuarta generación del motor de inteligencia artificial de Qualcomm. Entre sus características se encuentra la captura de imágenes en formato HEIF, que permite almacenar archivos más grandes ocupando menor espacio, así como el soporte para redes LTE de hasta 800 Mbps, el estándar Wi-Fi 6, Bluetooth 5.0 y capacidad de carga rápida Quick Charge 4+.

 

Snapdragon 730G: ideal para dispositivos de gaming al contar con HDR en juegos compatibles, este chipset integró la GPU Adreno 618 con overclocking para una representación gráfica 15% más rápida, así como otorgar una mejor administración de la latencia de Wi-Fi. Esta innovación en chipsets contó con un soporte para Cinemagraph, activación de voz de baja potencia y video en calidad 720p a 960 fps.

 

Snapdragon 665: con una tecnología de 11 nanómetros y ocho núcleos Kryo 260 hasta a 2.0 Ghz, y una GPU Adreno 610, su principal característica es brindar el soporte adecuado para sensores fotográficos de hasta 48 megapixeles, así como contar con la tecnología Qualcomm Clear Sight que mejora el procesado para óptimas fotografías nocturnas. Este chipset cuenta con una conectividad Bluetooth 5.0, la tecnología aptX Adaptive para un mejor sonido inalámbrico, además de soportar velocidades de navegación LTE de hasta 600 Mbps. Esta innovación incorporó la tercera generación del motor de inteligencia artificial de Qualcomm mejorando el reconocimiento facial 3D.

 

Snapdragon 855+: un chipset fabricado para smartphones de gaming con mejoras para juegos de alto rendimiento, así como en experiencias de realidad virtual. Entre sus características destacó la frecuencia máxima de 2,96 GHz, así como una mejora de un 15% de potencia gráfica en una GPU Adreno 640. Integró mejoras en cuanto el rendimiento de su motor de inteligencia artificial de cuarta generación.

 

2020 es el año en que Qualcomm continuará con su labor en el desarrollo tecnológico de chipsets para dispositivos móviles que se encaminan hacia la integración de la red 5G. Recientemente se presentaron los Snapdragon 865 y 765 para equipos móviles Android de alta y media gama, con prometedores avances en inteligencia artificial y rendimiento, inclusión de núcleos Kryo 585, así como una nueva unidad gráfica, la Adrenoc 650, con un 25% de mejora del rendimiento respecto a las anteriores generaciones y  un 35% de mayor eficiencia a nivel energético.

 

Con la fabricación de más y cada vez más evolucionados chipsets para dispositivos celulares, para equipos de cómputo y para gadgets del IoT, Qualcomm sumará innovaciones integrales que estarán disponibles para el beneficio de los usuarios en la mejora de la comunicación, la conectividad y la calidad del uso de los dispositivos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *