7 tendencias tecnológicas que revolucionarán el sector salud

 

La salud y la ciencia son dos aspectos que ganaron relevancia durante el último año debido a la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, lo que provocó una apreciación de las compañías dedicadas al cuidado de la salud, desde farmacéuticas hasta proveedores de dispositivos médico, además de acelerar las inversiones en investigación y desarrollo para desarrollar vacunas, medicamentos y terapias que minimizaran el impacto de la pandemia.

 

En este contexto, la tecnología ha cobrado un lugar clave para la innovación y desarrollo del sector farmacéutico y de cuidado de la salud, el cual se adapta constantemente a las exigencias del mercado y necesidades de los pacientes, por lo que su transformación digital derivará en mejores soluciones para atender a la población y mantenerla sana. 

 

“En este escenario pandémico, los ecosistemas de salud digital juegan un papel importante para brindar atención médica y hospitalaria a una gran parte de la población sin necesidad de contacto físico o para dar seguimiento a sus tratamientos vía telemedicina. Se estima que el 41% de quienes toman las decisiones clave en el sector sanitario cree que la inteligencia artificial será la tecnología que tendrá un mayor impacto en los próximos tres años. La computación cuántica, la realidad virtual y aumentada, la identificación por radiofrecuencia (RFID) y los servicios de salud móviles (mHealth) potencializarán este sector en los próximos años”, destaca Esther Riveroll, directora general, Alldatum Business.

 

Sin duda, existe una clara diferencia entre la forma en la que se presta la atención sanitaria y cómo creen los pacientes que debería ser. De hecho, la atención autónoma es una demanda que al menos un 50% de los pacientes espera que sus proveedores de atención médica tengan entre sus capacidades digitales.

 

A continuación, te compartimos siete tendencias tecnológicas que las empresas farmacéuticas y los centros de salud deberían adoptar para competir en la era digital.

 

Inteligencia artificial (IA). Esta solución permite realizar diagnósticos médicos exactos y reduce la probabilidad del error humano. Por ejemplo, las apps  y  herramientas sanitarias digitales con IA  facilitarán el autocuidado de los pacientes gracias a una atención más personalizada y con mejores diagnósticos.

 

Tecnologías inmersivas (realidades virtual, aumentada, asistida y extendida). Permite visualizar, a través de un smartphone o una tablet, información digital asociada a elementos físicos de nuestro entorno cercano. Su aplicación mejorará la calidad de atención y será de gran apoyo al personal sanitario para realizar (y aprender a hacer) ecografías, entre otras tareas.

 

Computación cuántica. Esta tecnología resolverá problemas relacionados con conjuntos de datos complejos y ayudará a descubrir nuevos fármacos, terapias y materiales para atender las enfermedades.

 

Tecnologías de registro distribuido (DLT). A través de tecnologías como el blockchain, permiten la colaboración y los intercambios de información a gran escala, sin intermediarios ni terceros, así como realizar contratos inteligentes autoejecutables o acceder a historiales médicos.

 

Registro y control de temperatura. Los indicadores para registrar y controlar temperatura ofrecen datos fundamentales para garantizar la seguridad y eficacia de los productos farmacéuticos durante su almacenamiento, transporte y envío. Esto resulta especialmente útil, por ejemplo, para cuidar la cadena de frío de las vacunas a lo largo de cada eslabón de la cadena de suministro.

 

Identificación por radiofrecuencia (RFID). Esta herramienta facilita al proveedor de salud gestionar de manera eficiente los inventarios de los medicamentos sin tener que recurrir al conteo manual de los productos.

 

Códigos Bidimensionales (Datamatrix). Este tipo de códigos permite identificar los medicamentos a nivel blíster, caja o empaque de manera única y conocer información extendida sobre fecha de fabricación, lote, etc., además de mitigar la piratería de medicinas y facilitar su trazabilidad.

 

Servicios de salud móviles (mHealth). Estas aplicaciones dedicadas al cuidado de la salud han despuntado en los últimos años y se estima que tuvieron un crecimiento vertiginoso con más de 97 mil apps. Del total, 70% están destinadas a bienestar y deporte, mientras que 30% son exclusivas para pacientes y profesionales de salud para facilitar el acceso a datos del paciente, monitorización, diagnóstico por imagen o control de medicación, entre otros.

 

“La pandemia aceleró la digitalización de los servicios médicos, permitiendo que muchas de estas tecnologías demostrarán su valor al aplicarse al cuidado y seguridad de los pacientes.  Invertir en la transformación digital de este sector facilitará el acceso de la población a tratamientos novedosos y consultas con especialistas de cualquier parte del mundo, además de fortalecer y eficientar costos a lo largo de la cadena de suministro del sector salud”, finaliza Esther Riveroll.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com