Transformación inicia desde la infraestructura: HPE

 

La transformación digital no es un producto ni una solución, es un proceso de cambio de las organizaciones que parte de un entorno tecnológico, pero no se trata de poner tecnología, ésta es sólo una de las cosas que hay que hacer aunque, ciertamente, no lo es todo. La infraestructura TI se veía anteriormente en un modelo de cliente-servidor, donde el centro eran las aplicaciones y se desarrollaba en torno a ello; nadie necesitaba conectarse ni tener reportes en tiempo real, ni pensaba tener millones de datos no estructurados desde las redes sociales. Ahora el negocio se basa en ello y si no se tiene una infraestructura poderosa para procesar todo eso, existe un problema, asegura Loredana Russo, Alliance Business Manager de HPE.

 

La diferencia es que esas aplicaciones no vivían en ambientes híbridos y la nube no era una necesidad, ahora hay muchas cosas que se requieren para el momento, por eso se necesita un poder de procesamiento increíble, que responda en la medida que la empresa lo necesita. Para ello, HPE desarrolla precisamente infraestructura que pueda servir para cada una de estas áreas de la transformación digita, pues la velocidad en tiempo de respuesta, la posibilidad de conectarse a una nube pública o privada, depende del poder de cómputo.

 

Además, quienes requieren de las tecnologías de la información actualmente son quienes dan la cara al cliente, a ese sector es al que HPE quiere atender, para darles el tiempo de respuesta y el análisis predictivos o storage fuerte que necesitan. Eso sólo se logra al internalizar la idea en la misma compañía y entender al cliente final. No al pensar que el usuario pueda tener un proceso de cambio interno, sino al considerar cómo mejorar los procesos propios para que el cliente final se vea beneficiado, explica.

 

En este momento, una gran parte de las empresas que necesitan transformarse son las áreas de producción industriales, que normalmente utilizan redes e infraestructura diferentes. Ahí las empresas se están dando cuenta que requieren que sus procesos de manufactura e industriales sean mucho más eficientes, pues ello les permitirá un ahorro de costos. Tras tantos años de manejar el mismo modelo, el reto para las empresas industriales no será colocar la tecnología, sino que la gente sepa realmente lo que está pasando y utilizar esos recursos de la mejor manera e incorporar estos elementos de transformación dentro de la cultura organizacional.

 

Cambia un poco la cultura de la organización en términos de cómo utilizar esta tecnología, cuáles son los datos que ahora aportan valor para la toma de decisiones. Yo creo que para la empresa el reto está en entender que  no va a resolverles la vida, ni van a llegar a la transformación digital solamente por implementar una nueva tecnología, eso es un paso dentro del proceso, pero sí hay un cambio en la cultura, en la manera de ver las cosas, incluso la manera de ver las cosas un tanto orientada a los cambios internos que una empresa puede tener sino a los cambios que le vamos a ofrecer al cliente, en este nuevo estilo de vida que el cliente esta evaluando y que esta teniendo. El foco cambia hacia el cliente y por supuesto a la mejora interna de los proceso de la compañía y ese cambio de la cultura organizacional van a ir enfocados hacia la calidad de la atención al cliente que se quiere dar.

 

Los integradores que ahora trabajan en el área empresarial podrían trabajar en el área industrial también, hay proyectos de transformación digital para todo, pero para colocarse dentro de una estrategia industrial, es preciso reunir los conocimientos profesionales que permitan a un Canal o a un integrador dar consultorías a la empresa. Es importante conocer la industria con la se trabaja y entender el reto que tiene un cliente en particular para proponer la tecnología que dé inicio a ese camino de transformación digital.

 

Hace unos años, con el surgimiento de la nube pública, se pensó que la infraestructura ya podía pasar a un segundo plano y que probablemente era un commodity, asegura, pero la verdad no es así. Los clientes siguen queriendo entender cuál es la infraestructura que soporta su sistema, sobre todo si están en un proceso de transformación digital, así como los niveles de servicio que las empresas ofrecen, para sentirse seguros de que el proceso y el paso que van a dar  lo van a dar con toda la seguridad de una infraestructura robusta.

 

Lo mismo sucede ahora con las redes inalámbricas. Por ello HPE está en todas las bases para un proceso de transformación digital, “conocemos lo que el cliente necesita para ir hacia esa transformación digital y lo hacemos desde el lugar en donde tenemos mayor experiencia que es en el área de infraestructura. Estamos poniendo todo nuestro conocimiento en desarrollar la infraestructura que soporte todo el proceso de transformación digital y tenemos el contacto con nuestros aliados para hacerlo de manera óptima, para que el cliente tenga confianza en lo que esta implementando y en el proceso de cabio en el que se va a iniciar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *