Resurge sector manufacturero por nearshoring

México vive un auge manufacturero, contribuye con el 18% del PIB, además de ser la principal industria exportadora con el 87%. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la producción industrial del país aumentó 0.15% durante el septiembre de este año. De los cuatro sectores industriales, solamente el conjunto de industrias manufactureras, incrementó su nivel productivo, en 1.66%, tras una caída previa de 0.73%.

 

En medio de un proceso de reconfiguración mundial en las cadenas de suministro, México se ha posicionado como un destino atractivo para la instalación de nuevas firmas. El auge del nearshoring, ha llevado a un notable aumento en la presencia de empresas internacionales, sobre todos asiáticas. La ubicación geográfica estratégica ha convertido al país en un destino atractivo para las empresas que buscan optimizar sus operaciones.

 

Las empresas que eligen a México como su hub de producción pueden acceder fácilmente tanto al mercado de América del Norte como a los mercados latinoamericanos, sin embargo, las persistentes interrupciones en la cadena de suministro, son todavía un reto que ha obligado a los manufactureros a invertir en tecnología para garantizar operaciones confiables y sostenibles.

 

“Hoy el reto tiene que ver con el abastecimiento de insumos, la implementación de procesos y el correcto seguimiento de estándares de calidad, así como el desarrollo de soluciones de bajo impacto para el medio ambiente”, señaló Alejandro Luna, Country Manager de Infor México.

 

Alejandro Luna, Country Manager de Infor México, lanzó un pronóstico para los fabricantes en el 2024:

 

Reequilibrar el negocio seguirá siendo un desafío: La mayoría de los indicadores adelantados del desempeño de la cadena de suministro, los mercados laborales y la productividad se están alineando gradualmente con sus trayectorias anteriores a la pandemia. Pese al panorama favorecedor para México tras las tensiones geopolíticas con China, en el entorno global hay otros competidores que también buscan beneficiarse. La inversión en software y otras tecnologías digitales ayudará a protegerse contra esta VUCA (volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad, por sus siglas en inglés) en 2024.

 

Algunos indicadores de la cadena de suministro, los mercados laborales y la productividad se están alineando gradualmente. Sin embargo, algunos factores siguen acechando de cara al 2024. Además de la necesaria inversión en software, será indispensable la especialización a través de capacitaciones y certificaciones, para maximizar oportunidades en el mercado del software. Los fabricantes acelerarán las inversiones para proteger la rentabilidad a largo plazo y los dos temas dominantes serán continuar implementando iniciativas de fábricas inteligentes para lograr objetivos comerciales específicos y utilizar la tecnología digital para aumentar la productividad y la conectividad con proveedores, socios y consumidores.

 

La IA será clave para optimizar las cadenas de suministro y el inventario: el enfoque de la gestión de la cadena de suministro global, se pueden dividir en: “justo a tiempo” o “por si acaso”, en función de las condiciones del mercado. Dos décadas atrás las empresas gravitaron hacia la optimización de los costos de inventario y, por lo tanto, el “justo a tiempo” fue la opción. Pero en respuesta a la escasez provocada por la pandemia, las empresas han buscado recientemente la protección de la gestión de inventarios “por si acaso” y el aumento de los inventarios para gestionar las contingencias.

 

A medida que los fabricantes se den cuenta de la naturaleza a largo plazo de este entorno VUCA, cada vez más se logrará un enfoque ágil y basado en datos que se ajusten dinámicamente a las condiciones en tiempo real. Y por supuesto, el gasto en soluciones de gestión de la cadena de suministro mejoradas por IA aumentará el próximo año a medida que los fabricantes busquen equilibrar el costo y los riesgos de los inventarios.

 

La automatización eliminará los cuellos de botella en los almacenes: el sector manufacturero entró en una sobre producción “por si acaso” en los últimos años. El pico de las entregas comenzó a llegar al mismo tiempo, obstruyendo puertos y almacenes, y poco después comenzó la guerra de Ucrania. El tema dominante en 2023 ha sido encontrar un equilibrio entre la reducción de inventarios y la reducción del riesgo de las interrupciones.

 

En 2024 se racionalizará la capacidad de los almacenes a la luz del aumento de los precios inmobiliarios. La atención se centrará en la optimización de la capacidad a través de la automatización. Es probable que los sistemas de gestión de almacenes WMS de Infor, tienen un papel fundamental porque pueden optimizar la velocidad de las mercancías, reducir los errores, mejorar la productividad laboral y optimizar el almacenamiento en el almacén.

 

La IA engullirá a la Industria 4.0: la IA ya está en el centro de cualquier transformación de la Industria 4.0. Es ampliamente reconocida como la herramienta más importante para redefinir los límites de la fabricación. Sin embargo, 2023 es el año de la IA generativa, su velocidad de madurez ha tomado por sorpresa a la industria y el 2024 será la clave para que la IA genérica y cómo ésta colabore con la IA predictiva tradicional para dar rienda suelta a más áreas de productividad.

 

Los ecosistemas digitales ocuparán un lugar central: afirma Alejando luna, existen varios tipos de ecosistemas digitales que han ganado una sólida tracción en los últimos años y se acelerarán en 2024. Algunos se definen por el número de socios involucrados y otros por lo que ofrecen. Todos los ecosistemas comparten estas cuatro características: simbióticos, centrados en el cliente, escalables y, lo que es más importante, centrados.

 

Sustentabilidad: no se puede tapar el sol con un dedo. La industria manufacturera es de las más contaminantes. Según el quinto reporte de Economía Circular del DANE del 2022, este segmento fue responsable de la mayor parte del consumo de productos energéticos, representando el 50.2% del total. “Por ello las compañías deben centrarse en prácticas sustentables y la IA permite una gestión más eficiente y sostenible de los recursos; puede optimizar procesos, prevenir desperdicios y mejorar la toma de decisiones. Esto reducirá el impacto ambiental al minimizar la explotación no sostenible de recursos”, finaliza el ejecutivo.

 

En conclusión, el panorama de la fabricación seguirá avanzando, luchando contra el entorno VUCA, confiando en la Industria 4.0 y la IA. Esta evolución no se trata solo de aumentar la productividad, sino de fomentar la innovación, la sostenibilidad y crear un 2024 que combine el ingenio humano con la tecnología. La adopción de estos avances garantiza que el sector resista los desafíos a corto plazo y emerja aún más fuerte en las próximas décadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com