Redes intuitivas y dónde encontrarlas

 

Independientemente del segmento del que forman parte, las empresas dependen cada vez más del ahorro de tiempo para poder permanecer en el mercado, y esto puede lograrse a través de la conectividad intuitiva de las redes. Reducir el tiempo de producción, de respuesta a incidentes, de servicio y de espera al cliente es esencial para satisfacer las demandas y exigencias del escenario actual.

 

El ahorro de tiempo se refleja en la percepción del valor de consumo, influyendo en la calidad, en la eficiencia operativa y en la satisfacción del cliente. Es una consecuencia del aumento de la eficiencia del personal, de la optimización de la gestión de activos, garantizando como un beneficio adicional, la reducción de los costos del negocio.

 

Ya sea en las industrias de la educación, salud y en el mercado minorista, es esencial tomar en cuenta la experiencia de los clientes y de los colaboradores con respecto a cómo se ofrecen los productos, servicios y en las facilidades que ofrecen.

 

Estas necesidades terminan fomentando el desarrollo de soluciones centradas en la conectividad intuitiva, rediseñando infraestructuras de TI en general, especialmente las redes. Esta reconstrucción de arquitecturas surge como una respuesta directa a la inserción, cada vez mayor, del IoT y, a la creciente cantidad de dispositivos conectados por ella.

 

Al inicio, las redes eran diseñadas buscando asegurar la conexión con Internet y realizar comunicación a través de audio, vídeo y datos. Sin embargo, las nuevas tecnologías y el creciente uso de dispositivos móviles y del almacenamiento en la Nube muestran la urgencia de buscar, no sólo esta capacidad de distribución, sino de formas de garantizar la seguridad sin el aumento de los costos.

 

Aquí es donde las redes intuitivas adquieren más importancia, permitiendo la gestión de escala de dispositivos sin comprometer la calidad de la conexión, la seguridad y la disponibilidad.

 

¿Qué es la red intuitiva?

Las redes intuitivas son la base para lograr una mayor conectividad en los procesos internos y externos de las empresas de diferentes sectores. Basado en tres pilares fundamentales: contexto, necesidad y conocimiento predictivo, esta brinda la posibilidad de extender la agilidad y optimizar la productividad, de suma importancia para las empresas.

 

Estos pilares buscan en el gran volumen de datos proporcionados por IoT y a través de diferentes soluciones, formas de automatizar los procesos en escala basándose en la información más relevante y en la anticipación de los acontecimientos.

 

Por otra parte, es a través de la red intuitiva que se puede garantizar una mayor inteligencia para el análisis de datos. Por lo tanto, permite lograr la conectividad entre gestores, información, clientes y equipos, alineando procesos y promoviendo una mejor experiencia tecnológica.

 

Sin embargo, la integración no se limita al entorno virtual de los softwares, sino que llega a los hardwares y servicios, lo que es esencial para el éxito de los negocios digitales.

 

El sistema de identificación de estándares que las redes intuitivas proponen en la búsqueda de una mayor conectividad no es un concepto nuevo, pero ha avanzado mucho en los últimos años. Con IoT, el desarrollo de la Inteligencia Artificial y la evolución del Machine Learning, la capacidad de reunir algoritmos capaces de identificar posibilidades futuras de comportamiento es cada vez más eficiente.

 

La capacidad de los dispositivos de detectar estándares y predecir futura acciones a partir de ellos es un gran avance. Es a partir de esta capacidad que es posible aumentar la agilidad y disponibilidad de la red, ya que los datos y las aplicaciones pueden ser dirigidos a las áreas donde se utilizan más sin la necesidad de realizar ajustes manuales.

 

Por lo tanto, la intuición de red para la conectividad se basa en procesos de automatización, garantizando el seguimiento, la identificación y respuestas más eficientes a los cambios y procesos. Esto permite, no sólo, que los procesos se vuelvan más rápidos, sino que los equipos tengan más tiempo para centrarse en las necesidades del negocio, en vez de estar dependiente de análisis y respuestas a situaciones que no estaban previstas.

 

¿Cuáles son las ventajas de la red intuitiva?

La capacidad de aprendizaje y la conexión, que tiene con diferentes dispositivos de forma simultánea, le ofrece a la red intuitiva un gran volumen de datos a analizar. Por lo tanto, es posible identificar y anticipar las acciones del usuario y los riesgos, lo que se traduce en mayores oportunidades para garantizar la seguridad, previendo amenazas y preparando el sistema para combatirlos.

 

Además, permite que el negocio sea capaz de proporcionar autenticación, control de acceso y la aplicación de políticas internas de seguridad para garantizar la optimización de la protección de los recursos disponibles.

Cuando tomamos en cuenta un escenario con un número cada vez mayor de dispositivos, especialmente con el aumento de las tendencias de adopción de soluciones orientadas a la movilidad, la Computación en la Nube y el BYOD, se convierte en una ventaja aún mayor, esta capacidad de mantener el control y anticipar los riesgos.

 

Vemos entonces que los beneficios para las empresas al adoptar soluciones de red interactiva son variados y se centran en una mayor comprensión de cómo se comporta el usuario. De esta manera es posible que las empresas tengan un mayor control de las necesidades y de las demandas de los clientes, brindando la mejora continua y la adaptación que éstas necesitan.

 

Para los canales de TI, más que ofrecerles formas de conocer a sus clientes y llegar hasta ellos de forma más directa, la red intuitiva abre la posibilidad de comercializar una gama de soluciones, ampliando su alcance en el mercado.

 

Fuente: Comstor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *