Red Hat y Google Cloud: Fomentar la innovación en la nube híbrida

 

Desde 2010 Red Hat y Google Cloud comparten el universo de código abierto como colaboradores de ciertos proyectos comunitarios. Ese punto de confluencia —que se ve impulsado por un compromiso con los contenedores— ha ayudado a que la relación de Red Hat con Google Cloud evolucionara hasta llegar al estado actual cooperación.

 

Más allá de las primeras interacciones de Red Hat en proyectos de código abierto con base en Linux, fuimos uno de los primeros promotores de Kubernetes, un proyecto open source que surgió a instancias de Google y que hoy es el estándar de facto para la orquestación de contenedores. En el año 2015 la Cloud Native Computing Foundation asumió el control del proyecto de desarrollo de Kubernetes. Google y Red Hat continúan participando activamente de la comunidad como el primero y el segundo colaborador, respectivamente, y también como copresidentes de diversos grupos de interés específicos.

 

Lo que comenzó siendo una relación casual se oficializó en 2013 cuando Google se convirtió en socio de Red Hat. Hoy Google es un Proveedor de Nube y Servicios Certificado por Red Hat  (CCSP) y juntos tenemos como objetivo proveer soluciones de nube híbrida flexibles que ayuden a las organizaciones a transformar sus infraestructuras y operaciones de TI para modernizarlas, agilizarlas y digitalizarlas.

 

El trabajo de la comunidad de Kubernetes está disponible para la empresa a través de Red Hat OpenShift Container Platform, una de las plataformas Kubernetes empresarial más completas de la industria. Esta plataforma permite a las áreas de TI administrar sus aplicaciones contenerizadas a través de una única sólida plataforma que facilita el armado y la implementación de aplicaciones para producción a nivel local y en entornos híbridos y de nube múltiple, incluido Google Cloud.

Las colaboraciones de Red Hat con Google Cloud en entornos de nube híbrida también incluyen:

  •              Red Hat Enterprise Linux sobre Google Cloud Platform, ideado para proporcionar una base sólida para la nube híbrida empresarial y un entorno operativo confiable y de alto rendimiento para aplicaciones e infraestructuras de nube.
  •              Red Hat Ansible Automation sobre Google Cloud Platform, capaz de resolver problemas con mayor rapidez y eficiencia, liberando tiempo para dedicarlo a problemas más importantes y poniendo la automatización al alcance de la mano;
  •              y Red Hat Cloud Access.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *