Plataformas OTT con crecimiento

 

El concepto cord-cutting describe la adopción de servicios OTT a la par que se cancelan las suscripciones de televisión de paga. En algunos países este fenómeno ha venido acelerándose y se ha acentuado durante la pandemia de COVID-19, como es el caso de nuestro país vecino del norte.

 

En EE. UU. se estima que 27% de los hogares cancelarán su paquete de televisión de paga para finales del 2021. Esta tasa de cancelación es casi el doble de 2020, que fue de 15%. Esto lo atribuyen, no a que los consumidores se hayan “desenamorado” de la televisión de paga, más bien a que han surgido nuevas formas de consumir el contenido.

 

Incluso los deportes en vivo no pueden mantener a los espectadores atados a la televisión de paga, ya que algunos se han migrado del cable a las plataformas de transmisión en vivo para verlos. Solo el 30% de los consumidores estadounidenses usa los deportes en vivo como razón para mantener una suscripción de cable, lo que es significativamente por debajo del 60% que daba esta razón nueve meses atrás.

 

En México, la penetración de televisión de paga es baja. De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2019, solo 49% de los hogares dispone de servicios de televisión de paga contratados.

 

Del 51% que no dispone de servicios de televisión de paga contratados, 56% señala la falta de recursos económicos como la principal razón por la que no se cuenta con este servicio. Mientras que el nulo interés en contratarlos es la segunda respuesta con 37%.

 

Ahora bien, ¿evidencia esto que haya una tendencia de desconexión de los servicios de televisión de paga y se estén adoptando servicios de OTT de video en cambio? Vamos a responderlo.

 

Los suscriptores de televisión de paga han crecido en México a una tasa promedio anual de 1%. Al contrario de nuestro país vecino del norte, la transmisión de deportes ha sido clave para su crecimiento, incluso se han creado paquetes y canales exclusivos para su transmisión y que han sido exitosos.

 

Figura 1. Suscriptores de televisión de paga y su crecimiento

 

 

 

Por otro lado, el ritmo de crecimiento de los servicios de OTT de video ha sido más acelerado, pero no ha logrado desplazar el crecimiento de la televisión de paga. Aunque es cada vez más visible la amplia oferta de servicios OTT de video, ya que han llegado al mercado mexicano nuevas compañías para competir con las ya establecidas, los proveedores de televisión de paga han optado por alianzas en vez de competir. Es por lo que muchas de las ofertas y paquetes de estos proveedores incluyen suscripciones multiplataforma (Netflix, Prime Video, Disney+, etc.) aunadas a plataformas propias (Clarovideo, Blim, Xview, etc.).

 

Figura 2. Suscriptores OTT de video y su crecimiento

 

 

 

Nota: Incluye a los OTT tanto de suscripciones directas como los de la oferta de paquetes de los operadores y plataformas propias.

De acuerdo con una reciente encuesta del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), a finales de 2020, el 39% de los usuarios de Internet fijo mencionaron que poseen alguna cuenta de servicios de OTT de video, casi 12% más que en el periodo de julio-agosto 2019.

 

Conclusión

 

  1. Los servicios OTT de video no han desplazado en México a los servicios de televisión de paga. La evidencia nos dice que:
  2. Los servicios de televisión de paga tienen mayor intensidad de consumo que los de OTT de video. De acuerdo con el IFT, 31% de los suscriptores de televisión de paga pasan de 3 a 5 horas haciendo uso de la televisión de paga, mientras que solo el 27% usa en el mismo rango de horas los servicios OTT de video.
  3. La tasa de crecimiento de los servicios de televisión de paga ha sido baja pero constante, aun cuando los servicios OTT de video han crecido de manera acelerada.
  4. Canales y contenido de deportes ha sido clave para el crecimiento de la televisión de paga.
  5. Los proveedores de televisión de paga ven a los OTTs como aliados y complemento a su oferta más que como competidores.

 

En resumen, no vemos indicios de una tendencia de cord-cutting en el corto plazo para México. Esto no significa que los proveedores de televisión restringida no deban mejorar la experiencia del usuario, pues la pandemia de COVID-19 ha hecho que los proveedores de video OTT incursionen en otros mercados de contenido como conciertos y eventos, y puedan en un futuro traer deportes en vivo que impacten directamente en la razón más importante para tener televisión de paga.

 

Referencias bibliográficas

 

 

Erick de la Cruz Rojas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *