Necesario equilibrio entre automatización y fuerza de trabajo

 

Un reporte del Capgemini muestra que en la mayoría de las compañías (58%), la automatización todavía no cumple el deseo de los ejecutivos de incrementar la productividad. El estudio: “Capacita a tu fuerza de trabajo para la era de las máquinas: Por qué una estrategia de capacitación es la clave para desbloquear el potencial de productividad de la automatización” revela que, aun cuando la automatización incrementa la productividad, la clave para alcanzar su potencial completo es con la capacitación adecuada de la fuerza de trabajo.

 

La investigación, basada en una encuesta hecha a 800 ejecutivos y 1,200 empleados de más de 400 grandes organizaciones a nivel global, también sugiere que una empresa con una fuerza de trabajo igual o superior a 50,000, que ha avanzado en programas de capacitación a gran escala puede ahorrar alrededor de $90 millones al año, más que las compañías que no preparan a sus empleados.

 

La automatización no ha alcanzado el objetivo deseado de incrementar la productividad.

Al preguntar la principal razón para comenzar una iniciativa de automatización, 37% de los encuestados respondió que es para mejorar la productividad de la fuerza de trabajo, la segunda respuesta más popular después de mejora de calidad (43%). Sin embargo, 58% de los ejecutivos y 54% de los empleados comentó que la automatización aún no ha mejorado la productividad de sus organizaciones. Esto es especialmente notable en Suecia, Estados Unidos y China, donde 66%, 64% y 61% de los ejecutivos respectivamente, comentaron que la automatización no ha mejorado la productividad de los empleados. Incluso, los trabajadores de la mayoría de los países concuerdan con las opiniones de los ejecutivos en este tema, con la excepción de India, China y Francia.

 

La capacitación desbloquea los beneficios de la automatización e incrementa la retención y el estado de ánimo de los empleados.

Entre las organizaciones que combinan esfuerzos de automatización con un programa claro de capacitación, hay mayor optimismo sobre el impacto de la automatización. En estos casos, la mayoría de los empleados (52%) y una alta proporción de ejecutivos (46%), comentó que la automatización está mejorando la productividad; comparado con sólo 42% de empleados y 35% de ejecutivos en las organizaciones que aún no han implementado capacitación a escala. En las organizaciones que están a la mitad de un proceso de capacitación, los empleados son más positivos sobre los planes de carrera, que en aquellas en fases iniciales de capacitación (76% vs. 60%); mejor clima laboral (48% vs. 33%); y desempeñar nuevas responsabilidades (57% a 46%).

 

Las iniciativas de capacitación de los empleados aún deben madurar.

A pesar de la evidente importancia de los programas de capacitación, pocas organizaciones cuentan con una iniciativa madura. Mientras el 91% de las organizaciones encuestadas ha completado o inició el trabajo en un programa de capacitación, 35% aún no han implementado la infraestructura y alianzas relevantes, 73% no ha comenzado pruebas piloto, y sólo 10% ha iniciado un programa de capacitación de su fuerza de trabajo. Los empleados también se mostraron críticos sobre algunos aspectos de los planes existentes de aprendizaje y capacitación. Una clara mayoría (61%) comentó que estos programas no les habían ayudado a desarrollar las habilidades para realizar su trabajo de forma más eficiente, mientras que 54% comentó que los programas no les habían proporcionado las habilidades que facilitarán su contratación. En contraste 62% y 54% respectivamente comentó que los programas “ayudaron a evitar un despido” y “eliminaron actividades repetitivas”.

 

Para la mayoría de las organizaciones, el impacto de la automatización en la fuerza de trabajo es una idea tardía.

El reporte descubrió que analizar el impacto de la automatización en la fuerza de trabajo es una consideración clave con la que muchas organizaciones batallan, pero es un primer paso importante. Casi 60% de los ejecutivos de recursos humanos y administración general admiten que el impacto de la automatización sobre la fuerza de trabajo no es una consideración clave en la visión y estrategia de automatización del liderazgo. Los líderes de las organizaciones no se comunican frecuentemente con sus empleados sobre las iniciativas de automatización, planes de capacitación o roles emergentes. Menos de la mitad de los ejecutivos senior encuestados (45%) sí comunican a su fuerza de trabajo sobre las iniciativas de automatización de la organización, su importancia y potencial impacto en la fuerza de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *