El mercado de lujo en la era digital

 

En los últimos años, tanto en México como en el resto del mundo, se ha vivido una impactante revolución digital, abriendo paso a nuevas formas de negocio, siendo el mercado de lujo, un nicho inexplorado. Es así como nace Sawadee, modelo de interconexión entre marcas y servicios de alta gama, a través de una plataforma de entretenimiento elite y selectivo.

Este modelo, revoluciona la forma de ganar terreno en el mercado Ultra Premium, utilizando la innovación y la tecnología como puentes directos entre dicho sector y las marcas, que en su oferta de valor destacan la exclusividad, el status y reconocimiento como líderes alrededor del mundo.

Esta plataforma tecnológica, basa su desarrollo en 4 ejes fundamentales:

  • El entretenimiento, de fácil consumo, con novedades que generen interés y confiabilidad.
  • La digitalización, herramienta que permita a marcas globales una penetración mundial inmediata, segmentada y localizada.
  • La disrupción revolucionaria, como aliado comercial de productos high end, dotándolas de credibilidad, generando una necesidad por ellas en su consumidor potencial.
  • La seguridad y el mercado cerrado, siendo el eje neurálgico de la empresa, al proveer, negocio directo y además, análisis del target para el desarrollo de estrategias de mayor impacto.

Esta empresa 100% mexicana y pionera en su ramo, reconoce y conversa con un mercado totalmente segmentado, con publicidad on-line cerrada, concepto que brinda la posibilidad de identificar y cuantificar los resultados y la generación de tráfico en los contenidos dentro de la plataforma.

Siendo un canal de entretenimiento, consulta y porque no, negocio, la organización, a menos de un año de su lanzamiento en México, ya cuenta un crecimiento sostenido de un 400% en el nivel de descarga, generando empleos directos e indirectos, con el respaldo de clientes internacionales como Piaget, Chopard, Fly Across, Blindajes TPS, Audemars Piguet, Fórmula 1, Mercedes Benz, Bodegas La Negrita (BLN), por mencionar algunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *