La oficina no desaparecerá, cambiará a un esquema de trabajo híbrido

 

Tras el cambio repentino al trabajo híbrido, el 82% de los responsables de la toma de decisiones empresariales esperan volver a la oficina en un promedio de 12 a 18 meses. Xerox cree que la transformación digital seguirá siendo vital en la medida que las empresas busquen evolucionar hacia una fuerza laboral híbrida que satisfaga las necesidades tanto de los empleados como de las empresas.

 

Una investigación ha demostrado que los beneficios de la digitalización van más allá de mejorar la eficiencia del lugar de trabajo. No reemplazar los sistemas lentos, sobrecargados y altamente manuales puede afectar significativamente los resultados finales. Solo en 2018, el Foro Económico Mundial (WEF) descubrió que aquellos que estaban rezagados en su estrategia digital perdieron un 15% de ingresos anuales, y se espera que esta cifra aumente al 46% de los ingresos para 2023.

 

Sin embargo, trabajar desde casa ha sido un ajuste difícil. Según una encuesta global reciente realizada a 600 tomadores de decisiones de TI y profesionales de nivel C, encargada por Xerox, los mayores puntos débiles experimentados durante el período de trabajo desde casa son el soporte de TI remoto, soluciones de flujo de trabajo inadecuadas, falta de soluciones basadas en la nube, y falta de herramientas de comunicación y colaboración.

 

Por tanto, es arriesgado comentar que la oficina se fue para siempre. Según Deena La Marque Piquion, vicepresidenta y gerente general de Xerox para América Latina y el Caribe, los desafíos identificados anteriormente muestran una falta de conexión personal: “En la oficina, resolviendo problemas juntos alrededor de un escritorio, viviendo juntos de manera informal en la sala de descanso e incluso las conversaciones personales difíciles en frente a frente enseñan cómo resolver conflictos. La conexión personal es la mayor fortaleza del entorno de la oficina. Y no hay ningún sustituto virtual para él. De los líderes de TI que respondieron a la encuesta, el 95% estuvo de acuerdo, lo que indica que la comunicación en persona y cara a cara es fundamental tanto para el desarrollo personal como para evaluar y entrevistar a los empleados potenciales”.

 

Asimismo, la encuesta reveló que una vez que se les dice a los tomadores de decisiones que pueden regresar a la oficina, el 82% planea que los empleados regresen al lugar de trabajo dentro de los 12-18 meses.

 

Deena La Marque Piquion agrega que: “Un entorno profesional híbrido puede funcionar sin problemas, especialmente cuando se cuenta con la tecnología adecuada, principalmente soluciones basadas en la nube para TI remota, colaboración y comunicación. La nube es la opción lógica para permitir la fluidez del “trabajo desde cualquier lugar”, conectando equipos y mejorando la velocidad y la capacidad de trabajar juntos. Cuando conecta la nube con la digitalización y la automatización de procesos, los empleados tendrán más libertad para centrarse en un trabajo más estratégico, creativo y, en última instancia, de alto impacto, sin importar dónde se encuentren. ”

 

En resumen, es cada vez más evidente que la oficina perdurará y seguirá evolucionando como un modelo de trabajo híbrido que proporciona más flexibilidad para trabajar, tanto en la oficina como en otros lugares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *