La nube es el cimiento de la innovación

 

Proporcionar una experiencia o un producto digital del cliente superior depende cada vez más de qué tan grande es la capacidad de computación disponible.  Y frecuentemente, la respuesta inmediata a esa necesidad de capacidad se encuentra en los sistemas de una nube pública propiedad de un gran proveedor de servicios como Amazon, Google, Microsoft e IBM.

 

Sin importar el sector de la industria, la capacidad de las empresas de adoptar pronto la nube será lo que distinguirá a los ganadores en su rubro. El uso de la nube determinará quien llega primero y mejor al mercado con innovaciones de productos desarrollados digitalmente, así como innovaciones de proceso con base digital.

 

La nube ya ha sido aprovechada en industrias tales como los medios de comunicación, el entretenimiento y la banca, cuyos productos han sido completamente digitalizados en bits por más de una década. Tomemos el ejemplo del proveedor de contenidos de entretenimiento Netflix, que hace 11 años llegó a la conclusión de que necesitaba mudar la infraestructura informática que guardaba en su propio centro de datos hacia los centros de datos de un proveedor de nube pública.

 

Al implementar su servicio de video streaming, Netflix descubrió que desarrollar su propia infraestructura de servicio de datos era prohibitivamente caro. Al mudarse a la plataforma de nube de Amazon Web Services (AWS), pudo ampliar su servicio de streaming a una fracción del costo. Hoy en día,  Netflix ya no posee ningún centro de datos, aunque el 90% de sus ingresos provienen de streaming y las cuentas de Netflix representan el 37% de todo el tráfico pico de descargas por internet en América del Norte. Y aun cuando ahora Amazon compite con Netflix en video streaming, Netflix permanece en los sistemas de la nube de AWS. Al cambiar a AWS también se liberaron recursos para invertir en la creación de los contenidos tan populares que diferencian su negocio.

 

Las empresas que le ponen sensores digitales a sus productos y utilizan tecnologías de Internet de las cosas (IoT) también están recurriendo cada vez más a la nube para procesar terabytes de datos. Rolls Royce adoptó tempranamente la tecnología basada en IoT. Los sensores digitales en sus motores de aviación, fábricas y en redes de distribución recogen y procesan datos rápidamente y reducen las ineficiencias de manufactura y de la cadena de suministro. Las tecnologías de nube que permiten el análisis de datos en tiempo real, posicionan a Rolls-Royce para ofrecer servicios de consultoría que proporcionan información corporativa granular que antes no estaba disponible, lo que genera nuevas oportunidades de ingreso para el líder de la industria.

 

Rolls Royce no es el único que implementa en IoT para crear valor. Según una encuesta que se realizó a más de 900 ejecutivos con poder de toma de decisiones en empresas que van desde el cuidado de la salud, hasta la fabricación y venta al por menor y a la industria del transporte y la logística, el 48% de las compañías están en camino a convertirse en empresas “inteligentes“. El 53% espera que los datos generados en IoT incrementen sus ingresos en el futuro cercano. Y para 2020, se espera que más de 20 mil millones de dispositivos conectados estén en línea.

 

Con su enorme capacidad de computación y flexibilidad, la nube facilita el desarrollo y el despliegue de aplicaciones de IoT. El enfoque en la nube habilita el IoT al proporcionar una plataforma para almacenar datos y aplicaciones, y también suministra el músculo computacional necesario para procesar las grandes cantidades de datos generados por el IoT.

 

Los cimientos de la innovación

Hoy en día, prácticamente todas las empresas deberían de estar pensando en cómo digitalizar sus procesos y productos, y colocarlos en la nube. A medida que evoluciona la tecnología, el talento para manejar sistemas tradicionales dentro de las empresas va a ser cada vez menos. Y va a ser difícil seguir manteniendo en funcionamiento los sistemas, dejando poco ancho de banda para la adopción de nueva tecnología. En algunos casos, la infraestructura de TI heredada no puede mantener el ritmo de las demandas del cliente y frecuentemente se ve sobrepasada por la fuerza de trabajo dispersa y móvil. Por tanto, es una base deficiente para la innovación.

 

La forma más efectiva para abordar este problema es que las empresas adopten una estrategia predeterminada de nube, aprovechando las ventajas ofrecidas por proveedores de amplia escala a través del continuum de transformación. La nube libera a las empresas de sus sistemas heredados, ofrece flexibilidad de opciones ‘híbridas’ de convivencia intermedia cuando es necesario, es la primera en introducir innovaciones listas para producción, habilitando a las empresas para que adopten una mentalidad donde lo digital sea primero, para ganar a nuevos clientes y crear crecimiento a un ritmo acelerado. Ésta es una oportunidad que las empresas están aprovechando cada vez más.

 

Toda empresa que pretenda competir sobre la base de nuevos productos, procesos y servicios, debe decidir ahora si su infraestructura de aplicaciones y datos será capaz de apoyar la innovación digital de toda la empresa.

 

Suranjan Chatterjee, Director Global de la unidad de Aplicaciones de Nube, Tata Consultancy Services

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *