La ética encuentra en la IA su asesor inmediato

 

Un nuevo sistema inteligente permite a los empleados de una compañía, realizar consultas anónimas sobre el código de ética de la organización para asegurarse que desempeñan su trabajo de manera íntegra en cada toma de decisión y alineados a sus valores organizacionales. Esta iniciativa fue impulsada por Accenture, con la misión de reinventar su código de ética empresarial en la era digital. Aplicando metodologías como Design Thinking y la integración de tecnologías inteligentes, la compañía transformó su Código de un documento legal tradicional, en una solución interactiva para dispositivos móviles que ayudará a la fuerza laboral de Accenture, compuesta por 425 mil personas, a desarrollar sus interacciones laborales acompañada de una guía inteligente y en tiempo real de su Código de Ética.

Esta nueva solución consiste en un nuevo chatbot llamado “COBE”, programado para interactuar con sus usuarios en lenguaje natural y de manera anónima para ofrecer la orientación necesaria en el momento en que sea requerida. Además, está diseñado para aprovechar la inteligencia artificial y las capacidades de aprendizaje automático, puede mostrar tendencias en tiempo real de las consultas realizadas para adaptar continuamente las respuestas del robot e identificar nuevos temas y oportunidades de capacitación.

Para quienes trabajamos en Accenture, nuestro Código de ética no es solo un documento: refleja lo que creemos, cómo vivimos y cómo nos desempeñamos, está integrado en todo lo que hacemos, capacitando a nuestros colaboradores para operar con los más altos estándares y que puedan liderar construyendo relaciones de valor basados en la confianza”, afirma María Fernanda Cobo, Directora de Comunicación Estratégica, Accenture México.

Considerada por Ethisphere como una de las empresas más éticas del mundo por 10 años consecutivos, Accenture también ha integrado nuevos temas a su Código para ayudar a abordar nuevas interacciones que ocurren en el lugar de trabajo, como el uso de nuevas tecnologías, privacidad de datos y derechos humanos. Por ejemplo, una nueva sección describe la promesa de la compañía de desarrollar sistemas de Inteligencia Artificial que sean seguros, transparentes y explicables.

Nuestro objetivo es dar a las personas las soluciones y los recursos necesarios para pensar de manera crítica, y el nuevo chatbot nos ayudará a integrar en la ética la dimensión digital y su alcance interactivo “, señala María Fernanda Cobo. “Al integrar la tecnología digital en la toma de decisiones éticas, en la forma que trabajamos y vivimos, empoderamos a la próxima generación de líderes empresariales para desarrollar sus habilidades de toma de decisiones en un entorno digital rápidamente cambiante, donde surgen permanentemente nuevos desafíos éticos “.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *