Incertidumbre y el daño a la reputación, principales riesgos para empresas

 

Las tendencias económicos políticas, junto con los adelantos tecnológicos, están transformando los riesgos tradicionales para las empresas globales, agregando una renovada urgencia y complejidad a los desafíos ya conocidos.

Los 10 riesgos principales son los siguientes:
1. Daños a la reputación y marca empresarial.
2. Caída de la actividad económica y recuperación económica lenta.
3. Creciente competencia.
4. Cambios reglamentarios y legislativos.
5. Delitos cibernéticos, hackers, virus y códigos maliciosos de computación.
6. Incapacidad para innovar y satisfacer las necesidades de los clientes.
7. Incapacidad para atraer o retener los mejores talentos.
8. Interrupción operativa.
9. Riesgos de incertidumbre política.
10. Responsabilidad civil hacia terceros (incluyendo errores y omisiones).

El daño a la reputación y marca comercial continúa siendo uno de los principales riesgos en la percepción de las empresas. Mientras que los productos defectuosos, las prácticas comerciales fraudulentas y la corrupción siguieron siendo amenazas clave a la reputación empresarial, los medios sociales de comunicación han amplificado su impacto, tornando a las empresas más vulnerables. Adicionalmente, los riesgos que tradicionalmente no son asegurables, se transforman en crecientemente más volátiles y difíciles de prevenir y minimizar.

Los delitos cibernéticos hoy forman parte de la larga lista de causas tradicionales que pueden disparar importantes eventos que llevan a interrupciones operativas, elevándose en forma dramática este año, del noveno puesto al quinto puesto.

Los riesgos e incertidumbre política, que anteriormente se ubicaban en el puesto 15, ahora han vuelto a integrar la nómina de los 10 principales riesgos, ubicándose en el noveno puesto. Al mismo tiempo, el nivel de preparación ante los riesgos declinó de un 39% en 2015 al 27%. Resulta interesante observar que los países desarrollados que tradicionalmente se les relacionaban con la estabilidad política, hoy son percibidos como nuevas fuentes de volatilidad e incertidumbre. Esto conforma una preocupación para el mundo de los negocios, especialmente aquellos que operan en mercados emergentes.

Las tecnologías disruptivas y la innovación, conforman un riesgo emergente que los participantes de la Encuesta han evaluado en el puesto 20 este año, pero que se prevé que para el año 2020 estarán en la nómina de los 10 principales riesgos. Con la reciente introducción y adopción de nuevas tecnologías como los drones, los vehículos sin conductor, y la robótica avanzada, los negocios adoptan una mayor conciencia acerca del impacto que significa la innovación. Quienes han respondido a esta encuetas en distintos sectores industriales – no solamente en el sector tecnológico – toman conciencia del significado de las potenciales disrupciones que pueden surgir, no solo desde dentro de cada sector industrial sino también desde fuera del sector.

Aon, Consultores en Administración de Riesgo y Capital Humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com