HPE construye supercomputadora para la NASA

 

Hewlett Packard Enterprise (HPE) realizará una nueva supercomputadora para el Centro de Investigación Ames de la NASA, la cual soportará modelos y simulaciones de entrada, descenso y aterrizaje (EDL) para las misiones de la agencia y su programa Artemis, una misión tripulada que aterrizará en el polo sur de la Luna en el 2024. La nueva supercomputadora, denominada “Aitken” por el NASA Ames, es el primer desarrollo de una colaboración multifase de cuatro años entre HPE y NASA Ames.

 

La nueva supercomputadora, llamada Aitken, ejecutará simulaciones complejas para la entrada, descenso y aterrizaje de las misiones futuras a la luna. Será muy eficiente energéticamente y residirá en las nuevas instalaciones de super cómputo modulares del NASA Ames, lo que eliminará la necesidad de utilizar una torre de refrigeración y millones de galones de agua. Además, la nueva supercomputadora  ejecutará cargas de trabajo de desarrollo de modelos y simulación de los aterrizajes lunares.

 

Aitken, nombrada en honor de Robert Grant Aitken, un astrónomo norteamericano especializado en sistemas estelares binarios, ejecutará miles de simulaciones complejas a una velocidad asombrosa de 3.69 petaFLOPs de rendimiento teórico para lograr aterrizajes precisos y seguros en la Luna.

 

Aitken está basada en el sistema HPE SGI 8600, una completa plataforma de cómputo de alto rendimiento (HPC) diseñada para propósitos específicos que incorpora capacidades especiales de refrigeración líquida para una eficiencia energética óptima. Aitken reside en las nuevas instalaciones de super cómputo modulares del NASA Ames, cuyo diseño está basado en el Centro de Datos Modular (MDC, por sus siglas en inglés) desarrollado en conjunto con HPE, y ofrece soluciones HPC avanzadas que mejoran la eficiencia energética y reducen de forma considerable el consumo de electricidad y agua.

 

Las nuevas instalaciones, ubicadas en Mountain View, California, utilizan la temperatura natural de la región y métodos de evaporación para enfriar la supercomputadora, lo que elimina la necesidad de emplear una torre de refrigeración y millones de galones de agua.

 

HPE mantiene una larga colaboración con el NASA Ames, y juntos continuaremos desarrollando tecnologías HPC innovadoras para promover un descubrimiento científico y espacial que mejore la eficiencia y reduzca los costos”, dijo Bill Mannel, vicepresidente y director general de HPC e IA en HPE. “Nos sentimos orgullosos de haber diseñado la nueva supercomputadora Aitken y sus capacidades energéticas para la próxima misión a la Luna”.

 

Acerca de Aitken

HPE diseñó la nueva supercomputadora del NASA Ames utilizando el sistema HPE SGI 8600 para propósitos específicos que integra las soluciones de cómputo, software, red e infraestructura de TI de su amplio ecosistema de socios, incluyendo:

 

  • Procesadores Intel Xeon Scalable de 2ª generación para rendimiento informático avanzado
  • Mellanox InfiniBand para ancho de banda escalable en las redes de alto rendimiento
  • Schneider Electric SmartShelter Containers, una infraestructura informática prefabricada, fácil de implementar y empacada dentro de un módulo de datos seguro, resistente a las condiciones climáticas y a prueba de fuego para las aplicaciones remotas o especiales

 

Características adicionales:

  • 1,150 nodos, 46,080 núcleos y 221 TB de memoria
  • 3.69 petaflops de rendimiento teórico pico
  • Uso eficaz de energía (PUE, por sus siglas en inglés) de 1.03

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *