Fujitsu lleva la educación digital a las áreas rurales

 

Fujitsu ayuda a las comunidades locales y rurales a garantizar un mejor futuro para sus hijos, a través de un proyecto destinado a proporcionar aulas autosuficientes equipadas con tecnología de Fujitsu. Cada unidad está integrada dentro en un shipping container, funciona con energía solar y cuenta con 27 asientos, todos ellos con una pantalla y un futro Thin Client, con contenido educativo que llega a los estudiantes a través de un servidor PRIMERGY RX2530.

 

En Sudáfrica, hay pocas escuelas u oportunidades de educación en áreas rurales remotas, lo que significa que un gran porcentaje de niños que comienzan en el Grado 1 se enfrenta a enormes desafíos para alcanzar su certificado nacional senior de Grado 12. Para lograr que el Departamento de Educación de Sudáfrica lleve el aprendizaje a estas comunidades, Fujitsu y Sizwe Africa IT Group diseñaron el “Edu-Smart Green Center”. Un aula segura e innovadora con computadoras para un uso flexible, escalable y totalmente autosuficiente. La clase puede ser construida, entregada y es completamente funcional en solo 10 semanas, eliminando demoras significativas en comparación con la construcción de ladrillo y mortero. Las aprobaciones para tales proyectos también son significativamente más fáciles de obtener que para una estructura permanente.

 

Cada aula eco-friendly está equipada con nueve filas de escritorios para acomodar hasta 27 estudiantes y un educador. Los alumnos se sientan frente a pantallas de Fujitsu usando thin client FUTRO, mientras que el educador tiene una pantalla táctil interactiva inteligente como un pizarrón para complementar los materiales de aprendizaje adicionales. El contenido se almacena localmente y se envía a través de un servidor Fujitsu PRIMERGY RX2530 M4, ubicado en una parte segura dentro del container. A pesar de su diseño optimizado, los thin client y el servidor son altamente robustos y están desarrollados para soportar un amplio rango de temperatura, asegurando un funcionamiento fiable, incluso en ambientes muy calurosos.

 

Todas las aulas tienen conectividad a Internet, pero están diseñadas para funcionar sin acceso Web, ya que la conectividad a redes móviles es irregular o inexistente en las áreas remotas y en muchas comunidades rurales no hay acceso a Internet. Esto también elimina el costo de los datos móviles, ya que todo el contenido principal, incluidos los módulos de lecciones, los datos de evaluación y los informes, está disponible localmente en el servidor. Todas las unidades están alimentadas por paneles solares ubicados en el techo y tiene baterías de back-up.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *