Fábrica del futuro: flexible y digital

 

Actualmente, la eficiencia en muchas fábricas depende de un modelo de producción cambiante y flexible. El futuro necesita de nuevos modelos para atender las nuevas demandas. Las fábricas de futuro estarán diseñadas para tener un máximo de flexibilidad integrando nuevas tecnologías. Las nuevas fábricas, por ejemplo, consideran robots capaces de trabajar codo a codo con humanos, colaborando eficientemente de la forma más segura.

 

La flexibilidad es crucial para acomodar una mayor variedad de productos con ciclos de producción más cortos. Para lograr la flexibilidad de la fábrica del futuro, necesitamos colaboración y digitalización. La colaboración permite que las personas y los robots trabajen juntos de forma segura para obtener la máxima flexibilidad y eficacia.

 

Mientras que la digitalización proporcionará la información necesaria para una mayor eficiencia y confiabilidad a lo largo de todo el ciclo de automatización, desde la ingeniería y la puesta en marcha hasta la operación y el mantenimiento. Estas innovaciones inevitablemente llevarán a una industria con una producción mucho más sostenible.

 

La exitosa venta de seccionadores de distribución y el sistema de control para el proyecto de Paseo de la Reforma, reflejó la capacidad de las divisiones de ABB para integrar sus fortalezas y proporcionar un producto más completo para un cliente tan importante.

 

Un ejemplo de estas nuevas fábricas es el Digital Capabilities Center (DCC) en Singapur. Este centro, que produce semiconductores entre muchos otros productos, es capaz de imp en 3-D y 4-D, y además modificar y actualizar su producción en tiempo real con nuevas tecnologías.

 

Estas industrias inteligentes, o Industria 4.0, llamada así por la Cuarta Revolución Industrial, tendrán un impacto muy grande en los siguientes años. Un reporte reciente indica que el 90% de los entrevistados asegura que estas tecnologías cambiarán su manera de hacer operaciones.

 

Uno de los conceptos clave de las fábricas del futuro, y que ha sido muy discutido, es el del ‘internet de las cosas’. El internet de las cosas es la red de aparatos, industrias y vehículos que, mediante una red de software, sensores y otros electrónicos, permiten la conectividad e intercambio dat os. Una fábrica del futuro es inimaginable sin el internet de las cosas.

 

Un reporte de SCM World asegura que el 40% de las empresas de manufactura dicen que estas tecnologías inteligentes están a su alcance, y que es el momento adecuado para invertir. Mientras que el Huffington Post reporta que las fábricas que tempranamente han adoptado estas prácticas han visto un enorme beneficio en su eficiencia, menor scrap y satisfacción del cliente.

 

Hoy en día ya existen fábricas del futuro muy reconocidas como la de Method Products en Chicago, o la planta de Mercedes-Benz en Stuttgart. Todo indica que el momento para adoptar estas tecnologías, y lograr una nueva flexibilidad que transforme las fábricas tradicionales en fábricas del futuro es ahora ya que los beneficios de convertirse en Industrias 4.0 son muchos y muy claros.

 

Sergio Bautista, gerente de la Unidad de Negocios de Robótica en ABB México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *