Extreme habla sobre redes inteligentes para Salud

 

La tecnología inteligente está revolucionando la asistencia sanitaria. Según una investigación de Frost & Sullivan, “habrá hasta 30 mil millones de dispositivos médicos y de IoT conectados en la atención médica para 2020”. Un componente fundamental para convertirse en un hospital inteligente es adoptar la tecnología IoT en toda la instalación para aumentar la eficiencia y la satisfacción del paciente.

 

Esto incluye todos los dispositivos médicos y sensores inteligentes que están conectados a la red, incluido el Wi-Fi, y permiten la comunicación máquina a máquina y una infinita cantidad de datos útiles. Las posibilidades de esta tecnología son infinitas.

 

Esta tecnología ya está siendo desarrollada y puede reducir los tiempos de espera para 50% de los pacientes. En una industria tan dependiente del cuidado humano y el apoyo emocional, estas tecnologías agilizarán los procesos del personal, aumentarán la percepción del paciente y aumentarán el compromiso y la satisfacción para obtener mejores resultados de atención médica. Lo que es más, Goldman Sachs estima que habrá un ahorro de $300 mil millones de dólares en gastos anuales en salud atribuidos a la tecnología (internet de las cosas médicas) IoMT.

 

IoMT en forma de plataformas de videochat está teniendo un impacto positivo real en la industria en ciertos escenarios. Los hospitales están reduciendo las tasas de reingreso, minimizando los costos y llegando a los pacientes más ampliamente con la implementación de estos servicios remotos. Los dispositivos portátiles y de monitoreo remoto del paciente (RPM) permiten a los médicos controlar a los pacientes después del alta hospitalaria, mantenerlos al día con sus planes de recuperación y reducir la costosa carga del envejecimiento de los problemas de salud o las enfermedades crónicas. Además, los proveedores de atención médica están utilizando aplicaciones móviles de salud (mHealth), como ITriage y MyChart, para mantener a los pacientes informados sobre condiciones específicas, enfermedades y servicios preventivos.

 

AI ya está teniendo un impacto en la atención de la salud que cambia la vida y sólo hemos arañado la superficie de sus capacidades. La abrumadora afluencia de datos producidos por los dispositivos IoMT se alimenta de aplicaciones AI y ML con algoritmos complejos que pueden analizar y entender todo esto, desde diferentes fuentes, y proporcionar información y recomendaciones que ayudan a los médicos a tomar decisiones más informadas.

 

Es sorprendente darse cuenta de que la IA ha mejorado la detección temprana. La American Cancer Society descubrió que redujo la necesidad de biopsias innecesarias al traducir los datos de las mamografías 30 veces más rápido con una precisión del 99%. Los mismos beneficios se ven en el diagnóstico y en el desarrollo de planes de tratamiento. La FDA aprobó recientemente un dispositivo de IA que examina las fotos de la retina para diagnosticar la retinopatía diabética. El dispositivo de diagnóstico fue capaz de Identificar correctamente individuos sin la enfermedad 89.5% del tiempo.

 

Podría decirse que AR / VR es la tecnología más emocionante que afecta a la escena del cuidado de la salud porque se ve y se siente como algo salido de Star Trek. La verdad es que ofrece conocimiento médico, experiencia y habilidades en tiempo real. A través de una experiencia sensorial completamente inmersiva. A través de dispositivos inteligentes, los profesionales médicos pueden usar aplicaciones para ayudar en la cirugía y los procedimientos, capacitar a los pacientes y brindar tratamiento.

 

Si bien los beneficios de estas tecnologías son asombrosos, y muchos aún están por realizarse, su implementación no viene sin desafíos ni requisitos clave de infraestructura. HIMSS Analytics lanzó recientemente su nuevo Modelo de Adopción de Infraestructura (INFRAM) que identifica los puntos de referencia clave que las organizaciones de salud deben alcanzar para garantizar que su infraestructura de TI esté lista para aplicaciones clínicas y de construcción avanzadas.

 

Al utilizar este modelo, los hospitales tienen la tranquilidad de contar con la base adecuada para mejorar la prestación de atención, maximizar los resultados comerciales y mitigar el riesgo cibernético y de infraestructura.

 

El siguiente punto: la ciberseguridad. Los dispositivos móviles de pacientes, personal e invitados, dispositivos médicos conectados y tecnología basada en la Web ofrecen a los piratas informáticos un camino para infiltrarse en el sistema. Las organizaciones de atención médica, especialmente, son el objetivo perfecto con toda la información del paciente y los datos alojados en la red, y los dispositivos y programas críticos para la vida que se ejecutan y que no pueden ser comprometidos ni por un segundo.

 

Los recientes ataques de ransomware en hospitales ciertamente han sido una llamada de atención, pero muchos hospitales aún no logran reevaluar sus requisitos de seguridad y hacen que los cambios drásticos de infraestructura sean realmente necesarios para la tecnología moderna de IoT.

 

Las innovaciones digitales apenas rozan la superficie de la tecnología que está transformando a la industria de la salud hoy en día, y los emocionantes potenciales del futuro. Sin embargo, nada de esto toma en cuenta la infraestructura de TI y los desafíos de seguridad involucrados en permitir que los hospitales se transformen digitalmente.

 

La preocupante realidad: los hospitales tienen presupuestos de TI cada vez más reducidos, a pesar de que sus entornos se vuelven infinitamente más complejos. Con un equipo de TI ya sobrecargado, la conexión de todas estas aplicaciones requiere algo más que un hardware más nuevo. Las organizaciones de salud necesitan una red más inteligente; uno que sea capaz de conectar, aprender, adaptar y asegurar dispositivos hospitalarios de próxima generación para elevar la experiencia humana.

 

Lauren Farah, Manager of Vertical Solutions Marketing at Extreme Networks.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *