Es un momento desafiante para Internet

 

Durante la mayor parte de la historia de Internet Society, la expansión y el desarrollo de Internet podrían considerarse como elementos evidentemente buenos. Siempre hubo quienes simplemente se oponían al desarrollo tecnológico. Siempre hubo quienes querían proteger sus propios intereses de Internet. Pero históricamente los usuarios de Internet se han beneficiado tanto y tan obviamente de esta tecnología que el escepticismo sobre el valor de Internet en sí mismo era raro.

 

Las cosas han cambiado. Toda tecnología puede ser utilizada para fines negativos. Claramente Internet, trae ganancias en materia de eficiencia, conveniencia y comunicaciones. Sin embargo, en el pasado reciente, algunos de sus usos negativos se han resultado evidentes, lo que lleva a algunas personas preguntarse si Internet es demasiado peligroso.

 

Este entorno ha producido una oportunidad de oro para aquellos que siempre han preferido un servicio asaneado y estrictamente controlado en lugar de un Internet generativo y empoderador. Estas fuerzas afirman que solo los gobiernos, los tratados, las leyes, las regulaciones y los monopolios nacionales pueden protegernos de los problemas a los que nos enfrentamos. No quieren la extraordinaria colaboración de Internet. Creen que se trata de una simple elección política entre el Internet que hemos conocido por un lado y una red ordenada y regulada por el otro. Si estas fuerzas tienen éxito, perderemos todos.

 

Internet conecta a las personas gracias a su diseño básico. Cada red que se une a Internet hace lo suyo, pero juntas son todas más ricas y más confiables. Una red de redes no puede ser controlada centralmente porque no tiene centro. Esta no es una opción de diseño accidental que podríamos alterar: sin esta característica esencial, no tenemos Internet en absoluto.

 

Por esa misma razón, nosotros es decir toda la humanidad, no debemos permitir que esta tecnología se vea debilitada. Debemos enfrentarnos, de manera realista, a los desafíos que Internet plantea para todos; pero debemos enfrentarnos a ellos en colaboración y juntos. Internet es para todos, porque sólo todos pueden crear la red global de redes.

 

Me inspira verdadero Internet: la red de redes abierta, conectada a nivel mundial, segura y confiable. Es la razón por la cual estoy muy feliz de convertirme en el CEO de Internet Society en estos tiempos difíciles. Somos fuertes. Nuestros Capítulos y miembros demuestran el enorme valor de Internet.

 

Deseamos, en todos los idiomas y rincones del mundo, hoy dar la bienvenida a aquellos quienes ayer no estaban conectados y dirigirnos a quienes lo estarán mañana. Colaboramos con otras personas de todo el mundo que aceptan el valor de Internet.

 

Nuestro potencial no radica sólo en nuestra diversidad, sino también en el poder de nuestra comunidad para actuar en bloque al servicio de nuestra misión. Juntas, nuestras historias de un Internet con personas en su centro ofrecen un mensaje unificador para todo el mundo. Podemos cantar como un coro en masa, todos en armonía, para proyectar la belleza y el valor de nuestro patrimonio compartido y global. Podemos llevar esa armonía y propósito común a otras comunidades, a los gobiernos, a las salas de juntas, y involucrarlos a todos en nuestra causa. Nuestra historia, vinculada al inicio de Internet, nos enseña a trabajar con una sola mente hacia ese futuro abierto, confiable, seguro y globalmente conectado.

 

Nos alejaremos del miedo y de los intereses estrechos. No permitiremos que esta herramienta de infinito potencial sin fin resulte arruinada, ya sea por vándalos o avaricia. Apoyaremos y fomentaremos nuevas tecnologías para todos los humanos. Promoveremos la seguridad de todos los que se conectan.

 

Andrew Sullivan, nuevo Presidente y CEO de Internet Society

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *