Encriptación en el centro del debate

 

El cifrado es un componente técnico importante para la confianza en Internet. Protege nuestra infraestructura, permite el comercio electrónico, garantiza la confidencialidad de nuestros datos y comunicaciones, y mucho más. Sin embargo, debido a que los malos actores pueden invadir nuestras actividades, el asunto presenta algunos desafíos en la aplicación de la Ley.

 

Cómo, o incluso si, las fuerzas del orden público deben obtener acceso al contenido encriptado ha seguido siendo un tema divisivo durante los últimos 20 años. Sin embargo, incluso a medida que las herramientas de cifrado han crecido en variedad y uso, el debate público se ha simplificado en exceso en una batalla entre aquellos a favor y en contra del cifrado.

 

Ese debate público a menudo no aborda los matices del paisaje de las comunicaciones digitales y el almacenamiento de datos, o cómo ha evolucionado. Dado que ambas partes hablan en gran medida entre sí, en lugar de escucharse mutuamente, ha habido pocos avances hacia una solución, o conjunto de soluciones, que sea aceptable para todos.

 

En octubre de 2017, Internet Society y Chatham House convocaron una mesa redonda de expertos bajo la regla de esta última para deconstruir el debate sobre encriptación. Exploraron formas de unir dos objetivos sociales importantes: la seguridad de la infraestructura, los dispositivos, los datos y las comunicaciones; y las necesidades de la aplicación de la Ley.

 

La mesa redonda reunió a un conjunto diverso de expertos con diferentes intereses y perspectivas, involucrándolos en una conversación abierta y franca. Identificaron matices clave sobre el uso del cifrado, junto con áreas específicas donde se puede avanzar. También dividieron el problema en piezas manejables, proporcionando un conjunto claro de problemas que requerirán esfuerzos enfocados en el futuro por parte de las partes interesadas.

 

Nos complace presentar nuestro informe de Internet Society-Chatham House Roundtable on Encryption and Lawful Access.

 

Los participantes identificaron un aspecto importante que falta en el debate público: distinguir entre los diferentes tipos y contextos en los que se utilizó el cifrado. Por ejemplo, el cifrado de dispositivos ayuda a proteger los datos en reposo, las aplicaciones de mensajería de cifrado punto a punto protegen los datos y la información en tránsito, mientras que las tecnologías anónimas usan el cifrado para enmascarar la identidad de las personas en línea.

 

Los participantes observaron que las agencias de cumplimiento de la Ley y las Agencias de Inteligencia pueden buscar acceso legal en diferentes contextos y para diferentes propósitos. Por ejemplo, los organismos encargados de hacer cumplir la Ley pueden estar más centrados en acceder a la información encriptada del dispositivo para ayudar en el enjuiciamiento, mientras que las agencias de inteligencia en su lugar pueden interceptar comunicaciones encriptadas de extremo a extremo para prevenir delitos o terrorismo.

 

Con toda esta complejidad, es imposible abordar el cifrado y el acceso legal como un único problema. En su lugar, los participantes concluyeron que se necesitan discusiones centradas y cuidadosas en torno a cuestiones específicas para llegar a una solución adaptada al mayor desafío del cifrado y el acceso legal.

 

Además, los participantes vieron el fortalecimiento de la cooperación como un primer paso importante hacia un diálogo productivo. También vieron el valor de ayudar a las fuerzas del orden público a comprender las herramientas y la información que pueden usar, que no debilitan el cifrado.

 

Tomará esfuerzo de todos los interesados resolver el conjunto de problemas relacionados con el cifrado y el acceso legal que identificó la mesa redonda. Utilizando los resultados de esta mesa redonda como punto de partida, Internet Society y Chatham House tienen como objetivo ampliar el diálogo este 2018 y explorar pasos concretos hacia un consenso social sobre el cifrado.

 

Ryan Polk, Policy Advisor, en Internet Society

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *