El impacto de la digitalización empresarial

 

Todos los negocios requieren de aliados que les permitan sortear los retos para evolucionar y adaptarse a entornos cada vez más ágiles, competitivos y cambiantes; donde las tendencias pueden durar meses y el aprovechamiento de los datos es fundamental para desarrollar estrategias de crecimiento, sobre todo para replantearse una visión a inicio de año.

 

Uno de los agentes que impacto económico que puede contribuir de manera decisiva en la innovación es el segmento de las medianas y grandes empresas, en especial en la medida que fortalezcan su digitalización, con la adopción y adaptación de nuevas tecnologías, con un enfoque innovador en la gestión de talento, recursos y productividad.

 

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), las pymes están más involucradas en las nuevas prácticas de organización o mercadeo que las grandes empresas, y algunas veces son más innovadoras en el desarrollo de nuevos productos y procesos.

 

Sin importar el tamaño y agilidad, todas las empresas tienen la oportunidad de adoptar soluciones tecnológicas a la medida de sus necesidades, aprovechando las tendencias de las infraestructura tecnológica con la que cuenta México, así como catálogos cada vez más amplios de servicios administrados y de Nube.

 

La ventaja de este enfoque es que desde la más pequeña, hasta la empresa más grande puede aprovechar soluciones que les permiten visibilidad del negocio, seguridad de información, gestión de datos, con la ventaja de que pueden adaptarse conforme las necesidades del propio negocio y sus metas alcanzadas.

 

En este sentido, la tecnología se vuelve un aliado para responder a las inquietudes  de los negocios. No es casualidad que sean uno de los principales motores económicos de la economía global y uno de los principales empleadores.

 

Los empresarios siempre tendrán una nueva meta para alcanzar: habrá los que buscan expandir su operación, o los que tienen el objetivo de nuevas sucursales, de generar alianzas, de establecer las bases para un negocio franquiciable; los que quieren aprovechar otros mercados o los interesadas en aventurarse con lo más disruptivo, como la Inteligencia Artificial o el Blockchain.

 

Sea cual sea la meta a alcanzar, la adopción de nuevas tecnologías por parte de las medianas y grandes empresas tiene impactos muy positivos de manera local, regional y nacional: desde la aportación hacia un ecosistema digital cada vez más diverso hasta la cimentación de una cultura de conocimiento compartido. Sin duda, la suma de todos estos eslabones implican un alto impacto en beneficio de la sociedad.

 

Luis Enrique Sánchez – Director General de Wingu Networks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *