El desafío de contar con Wi-Fi en los estadios

 

Son ya 20 años los que se cumplen del nacimiento del Wi-Fi y hoy su uso se sigue incrementando; de acuerdo a IDC, actualmente la red Wi-Fi 6 es utilizada por 30 mil millones de dispositivos en todo el mundo; esto es un claro ejemplo de que, sin importar el lugar o tamaño, la demanda de la red sigue creciendo.

 

Los requerimientos y necesidades varían de acuerdo a los espacios y al número de personas conectadas; diseñar e implementar una red Wi-Fi de alto rendimiento es siempre un desafío. En específico, hablar de la implementación de una red Wi-Fi de alta densidad en un estadio que facilita decenas de miles de conexiones concurrentes, que admiten interacciones receptivas y transmisiones de video HD es un juego más complejo.

 

La implementación debe funcionar en un estadio lleno de gente; en México la capacidad máxima puede llegar hasta 87 mil personas, lo que realmente llega a ser bastante complejo para asegurar que la red funcionará. Las pruebas de rendimiento también son un desafío, especialmente cuando una red está instalada o actualizada, porque estas actividades se realizan cuando el estadio está vacío; y el Wi-Fi funcionará de manera diferente cuando un estadio esté lleno de personas y el tráfico de red sea mayor.

 

La modernidad en algunos estadios en el mundo tiene requerimientos de conexiones más avanzadas, por ejemplo, en algunos casos de uso inalámbrico se incluyen la compra de asientos específicos a través de Wi-Fi, emisión de boletos para dispositivos móviles, aplicaciones para fanáticos y orientación de caminos. El Wi-Fi también facilita los casos de uso de IoT para que el personal de las instalaciones pueda supervisar y automatizar de manera eficiente cómo se controlan la iluminación, la calefacción, la ventilación y el aire acondicionado.

 

Asegurar experiencias increíbles en estadios presenta nuevos desafíos para los CTO y el personal de operaciones de TI / red. Para garantizar las experiencias de los usuarios finales, primero se deben comprender. Las herramientas tradicionales de monitoreo de red de los proveedores son excelentes para conocer el estado de los componentes específicos de la infraestructura de red; sin embargo, estas herramientas no miden realmente las experiencias desde la perspectiva del usuario.

 

En ausencia de una solución simple pero completa, a menudo existe el método de fuerza bruta para comprender las experiencias de los usuarios. En lugares grandes, como estadios que a menudo se realizan mediante la tarea de los miembros del personal para recorrer todo el lugar, probar la red con computadoras portátiles, tabletas y / o teléfonos inteligentes. Ese enfoque suele ser costoso, inconsistente y, por lo tanto, inadecuado.

 

Lo que se necesita para los estadios (y otros entornos de gran tamaño y afluencia) es la prueba automatizada en tiempo real de la perspectiva del usuario que identifica y aísla los problemas. La mejor manera de garantizar pruebas consistentes y objetivas es usar probadores estacionarios, algo que llamamos sensores de percepción de la experiencia del usuario. Nuestros sensores son compactos y construidos específicamente. Harán pruebas todo el día, todos los días, cuando el estadio esté en uso y no. Los datos de prueba se transmiten continuamente a un servicio complementado en la nube para almacenamiento, análisis, visualización y alertas.

 

Los sensores se pueden implementar en todo el lugar para que el personal de operaciones de TI/red tenga visibilidad de la verdadera perspectiva del usuario sobre el rendimiento de la red. Los sensores aparecen en la red y se comportan exactamente como los asistentes (al utilizar sus teléfonos inteligentes con Wi-Fi). La solución puede probar fácilmente los servicios comerciales (como ESPN.com), las aplicaciones de los fanáticos o ambos. Los asistentes a los eventos deportivos vivirán grandes experiencias, por ejemplo, con la función de push notifications, se pueden lanzar promociones o hasta pedir comida desde el asiento gracias a los sensores de localización.

El rendimiento ahora se puede cuantificar para los tiempos de carga de la página web, la carga y descarga de fotos y videos, y mucho más.

 

Las experiencias digitales están en todas partes y son parte integral de numerosas actividades, como asistir a conciertos y eventos deportivos en los estadios. Asegurarse de que los asistentes tengan experiencias increíbles y memorables hoy es posible gracias a la tecnología.

 

Max Santiago, Territory Manager de Aruba México, una empresa de Hewlett Packard Enterprise

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *