¿Dónde está el Big Data ahora?

 

La tecnología nos rebasa conforme las tendencias mundiales van mutando de acuerdo a las exigencias del negocio, las necesidades operativas. Así, el Big Data, se mantiene como una herramienta digital bastante útil para hacer frente a problemáticas como el fraude cibernético y el control de información.

 

Cuando se habla de tecnología, siempre es difícil tratar de prever cuáles podrán ser las tendencias. No hace mucho tiempo, Big Data era el centro de las conversaciones que ahora han sido superadas por Blockchain. Si tratamos de adivinar dónde iba la tecnología hace algunos años, nunca pensamos que no estaríamos hablando tanto de Big Data como ahora.

 

Entonces, ¿qué pasó con Big Data? ¿Ya no lo usamos? Claro que lo usamos. El aumento del número de dispositivos conectados a Internet tiene un impacto directo en la cantidad de datos que generamos o compartimos. Las compañías ahora tienen un “Chief Data Officer”. Llegando a la conclusión de que generamos datos. ¿Qué ha ocurrido? ¿Dónde está el Big Data ahora?

 

Big Data se ha convertido en una herramienta oculta en diferentes aplicaciones. Ha evolucionado de un resultado a un medio y es sólo cuando le miramos a los ojos con esta mirada que nos damos cuenta de que Big Data está en todas partes.

 

Como consumidores, entendemos que Big Data está detrás del sistema predictivo de Google o Amazon, o en futuros coches inteligentes. Como profesionales, todos vemos cómo Big Data es ampliamente utilizado en los negocios no sólo por los profesionales de marketing, sino también por los equipos de la cadena de suministro de TI y los equipos de logística.

 

Sabemos cómo las empresas han desarrollado estrategias de marketing basadas en Big Data pero, ¿para qué? Una de las opciones sería diseñar ofertas específicas individualizadas. En el sector de los seguros, por ejemplo, un dispositivo que sea capaz de hacer un seguimiento de cómo utilizas tu auto, con qué frecuencia y durante cuánto tiempo, podría resultar en un coste de seguro más específico para ti. En el sector bancario, Big Data puede ser usado para identificar fraudes o para diseñar ofertas hipotecarias ajustadas a tu situación financiera específica, incluso teniendo en cuenta cuál será tu situación financiera en el futuro.

 

Además del uso específico de Big Data, se ha utilizado para estrategias generales de negocio y propuestas de valor donde Big Data ayuda más. En el pasado, las empresas tomaban decisiones estratégicas basadas en la información histórica o intuición. Hoy en día, las empresas que invierten fuertemente en sistemas de procesamiento de datos son capaces de definir caminos más precisos para seguir y potenciar el valor del negocio.

 

Fuente: Everis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *