Consejos de ciberseguridad para regreso a clases

Se acerca el regreso a clases, y a pesar de que los estudiantes han regresado al aula de manera presencial, es una realidad que la tendencia del uso de dispositivos móviles en la educación llegó para quedarse. El mundo hiperconectado en el que vivimos hoy permea cada área de nuestra vida, y los jóvenes nativos digitales encuentran en la tecnología un aliado básico para su vida, desde conectar con sus amigos, buscar información para ampliar alguna tarea, complementar su educación con algún curso en línea, etc.

 

Sin embargo, como cualquier herramienta, el uso de la tecnología tiene también un lado peligroso que, si no hacemos consciente, puede acarrear consecuencias graves. No es un secreto que el cibercrimen está al acecho de los usuarios para un sinfín de propósitos que pueden ir desde robo de identidad, datos personales o información financiera; hasta crímenes de más alto nivel, y a veces utilizan a los niños o adolescentes como una puerta de entrada a las redes familiares.

 

Como papá, me he dado cuenta de que, por más que los niños y las niñas de ahora se puedan considerar “nativos digitales”, no conocen los peligros de las amenazas virtuales. Los tutores deben ser conscientes de que estos dispositivos, cuando conectados al Internet, pueden ser puertas de entrada para los cibercriminales, y es sabido que el error o descuido humano está involucrado en el 95% de todas las violaciones de seguridad.

 

Ante este escenario se vuelve clave que tanto padres como instituciones educativas de cualquier nivel provean capacitación e información que ayude a que cada uno de nosotros nos convirtamos en la primera línea de defensa. A continuación, comparto algunos consejos que pueden resultar útiles para esto:

 

–              Hablar sobre la importancia de la privacidad en línea

Ya que muchas actividades en línea requieren de información de identificación personal (IIP) como su nombre y fecha de nacimiento, los estudiantes deben saber dónde y cuándo deben publicar este tipo de datos. Para los niños mayores, esto se extiende a la información bancaria. Aunque parezca obvio, es fundamental que entiendan que nunca deben compartir los detalles de su cuenta con nadie en línea, a excepción de representantes oficiales y verificados, y bajo supervisión de sus padres o tutores.

 

–              Crear normas en línea

No siempre se puede controlar lo que los niños o adolescentes hacen mientras navegan la red. Sin embargo, establecer un conjunto de normas mientras estén en línea ayudará a protegerlos. Disponer de listas de sitios web y aplicaciones específicas que los niños pueden usar les permite a los padres monitorear su uso de Internet y así garantizar su seguridad. Los mismos criterios pueden aplicarse en las redes sociales, ya que los padres e instituciones pueden determinar a través de normas lo que sus hijos pueden compartir y con quién pueden conectarse, e incluso bloquear acceso a algunas durante ciertos horarios.

 

–              Adoptar funciones de seguridad

Aprender sobre las funciones de seguridad integradas en los sitios web y en las aplicaciones que utilizan los estudiantes, así como aplicar capas de seguridad adicionales a sus dispositivos, hará que sea más difícil para los ciberdelincuentes acceder a sus perfiles. Además, crear una nueva contraseña para cada cuenta y evitar el uso de frases comunes. Por fin, cuando utilicen una red de Wi-Fi pública, confirmar bien el nombre de la red y las credenciales de acceso con el personal del local antes de iniciar sesión.

 

–              Monitorear la actividad en línea

Incluso cuando las cuentas y los dispositivos en línea son seguros, es importante monitorear su actividad para garantizar que no estén abriendo el paso para situaciones que podrían ponerlos en riesgo. Una sugerencia es mantener la computadora en un lugar público donde los padres puedan intervenir fácilmente si ven un mal uso del Internet por parte de sus hijos. Los padres de niños mayores deben supervisar que las compras en línea se realicen en sitios web seguros. Además, la más reciente investigación de amenazas de FortiGuard Labs muestra que las plataformas de comercio electrónico son cada vez más atacadas y que las estafas para robar datos financieros de tarjetas se han incrementado.

 

Muchos aspectos de la vida de los estudiantes, incluyendo la escuela y la interacción con amigos, dependen de dispositivos conectados al Internet. Si bien estos dispositivos como mencionábamos ofrecen oportunidades para su desarrollo, también los exponen a las amenazas de ciberdelincuentes. Con el Internet convirtiéndose en una herramienta fundamental en su vida, protegerlos mientras se encuentran en línea se ha convertido en una necesidad tanto para padres como para escuelas de cualquier nivel.

 

Para complementar estos consejos, desde Fortinet ha creado una guía que puede ser utilizada para compartir a modo de material educativo, así los jóvenes de cualquier edad pueden empezar a crear ciber consciencia, y entender el lugar que ocupan en la prevención.

 

Eduardo Zamora, Director General para Fortinet México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com