COBOL, en 60 años ¿qué ha cambiado? *

 

¿Qué es COBOL? Para muchos jóvenes programadores puede se les de la impresión de ser un lenguaje de programación antediluviano y ya fuera de uso. Más cuando, en Estados Unidos principalmente, se utilizó en las organizaciones y empresas que buscaban un lenguaje estándar de desarrollo para que la interacción entre ellas fuera más sencillo y fluido. Pero vamos por partes.

COBOL es un lenguaje de programación, acrónimo en inglés de Common Business Oriented Language o Lenguaje Común Orientado a Negocios, surgido en Estados Unidos.

Este lenguaje se desarrollo y tuvo aceptación muy amplia por una parte del sector financiero que adoptó el lenguaje, así como las empresas que le daban seguimiento al sector. En los servicios financieros y telecomunicaciones el lenguaje fue de uso común, así como la demanda de gente que supiera COBOL asociado a que en aquel entonces los mainframes de IBM eran los que se vendían para que creciera la industria de la informática y contribuyeron para que COBOL tuviera un impulso en la industria financiera y de telecomunicaciones. Hoy, casi seis décadas después hay muchos bancos que conservan su sistema central en este lenguaje.

En sus inicios, convivió con RPG, Pascal, BASIC o C, pero su transaccionalidad le permitió mantenerse. El de hoy es otro panorama, existen diversas arquitecturas y casi nadie usa ni conoce esta herramienta. Los sistemas actuales ya no se modifican en donde reside COBOL: antes las arquitecturas eran más sencillas, se hacía la estructura del negocio, front y middleware, hoy las capas de arquitectura se han diversificado y tenemos otros tipos de lenguajes con mejor desempeño en esa capa de arquitectura. Hoy, no es un lenguaje común, ya que se usa en las capas inferiores de la infraestructura y las proyecciones indican que continuará con vida, por los menos los siguientes 30 años, ya que no ha sido necesaria una evolución en esa capa. El desarrollo hoy se hace más en los dispositivos móviles.

Así, se seguirá utilizando, aunque sea menos demandado. En medida que las empresas financieras y de telecomunicaciones decidan sustituir su sistema central, este lenguaje cambiará. Hoy, esos mercados verticales y el de seguros, corren sus sistemas centrales en COBOL, lo que les permite a los sistemas llevar el negocio, calcular las tasas de interés, autorizar transacciones o identificar si un usuario es persona física o persona moral.

Adicionalmente, se han creado interfaces para hacer a este lenguaje más amigable, se ha modificado gráficamente y se han creado accesos en los que COBOL no genera operaciones, pero toda su información puede ser accedida en una capa superior y todo el nuevo desarrollo de lenguajes lo consulte allí. Estas interfaces ayudan a que no se utilice, porque no es necesario y de una forma más amigable acceder a la información en el sistema central. Por lo anterior, no hay en el mercado industrias que busquen la evolución de COBOL.

Dentro de una empresa de hoy es mínimo el requerimiento de especialistas en COBOL y aunque no es una tecnología que no se desea tener. Sin embargo, es importante que la gente que programa tenga conocimientos de COBOL, ya que muchos de los problemas tienen qué ver con la lógica y esa forma de pensamiento o de elaborar los procesos fue el éxito de este lenguaje de programación.

 

*Esteban Alejandro Hernández González, gerente en GFT México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *