Citrix impulsa el desarrollo de aplicaciones

 

Citrix expandirá su integración de herramientas de código abierto, lo que permitirá que las compañías aprovechen los modernos e innovadores entornos en la nube a través de distintos proveedores líderes para migrar a la nube y obtener los resultados esperados de manera más rápida. La compañía anunció que Citrix ADC ha obtenido la Red Hat OpenShift Operator Certification. Con esta las organizaciones de TI tendrán a su disposición otra forma rápida, flexible y coherente de desarrollar, probar y entregar aplicaciones en entornos de Kubernetes en escala. Las soluciones de ADC son compatibles con las plataformas Red Hat.

 

“Vivimos en un mundo impulsado por las aplicaciones. Y las organizaciones de TI necesitan crear entornos modernos a través de los cuales puedan entregar aplicaciones de manera rápida y flexible, sin descuidar la escalabilidad, seguridad y confiabilidad de sus sistemas”, dijo Mihir Maniar, vicepresidente de Marketing de producto en Networking de Citrix. “Con esta certificación de Red Hat, expandiremos las opciones de nuestros clientes para hacerlo”.

 

ADC es una solución de entrega de aplicaciones centrada en el software y de equilibrio de carga diseñada para proveer a las empresas una experiencia digital de alta calidad durante el uso de aplicaciones tradicionales, web y nativas de la nube, sin importar dónde estén alojadas. La solución puede implementarse de manera local y en todos los tipos de nube y plataformas en la nube, como Amazon Web Services (EKS), Google Cloud Platform (GKE) y Microsoft Azure (AKS). La Red Hat OpenShift Operator Certification complementa la certificación Red Hat Container Certification que ya posee Citrix y reitera el compromiso de la compañía de emplear las tecnologías emergentes de Red Hat.

 

Algunos de los beneficios de implementar el conjunto de servicios de Citrix nativos de la nube en los entornos de Kubernetes son los siguientes:

 

  •              Flexibilidad:  TI puede elegir de una cartera integral de factores de forma de ADC para entregar aplicaciones, que incluye plataformas de alto rendimiento en contenedores (CPX), soluciones basadas en máquinas virtuales (VPX), procesos de Linux de hardware puro (BLX), o dispositivos MPX y SDX existentes.
  •              Coherencia: Con la misma base de código para todas las opciones de Citrix ADC, la TI puede lograr una coherencia operacional en todos los tipos de carga de trabajo de las aplicaciones.
  •              Migración sencilla: De manera rápida y sencilla, se puede migrar las aplicaciones monolíticas hacia aplicaciones basadas en microservicios con soporte multiprotocolo, que incluye TCP, TCP-SSL, UDP, HTTP/S.
  •              Mayor visibilidad e información: Desde un único plano de administración de Citrix ADM (Application Delivery Management), la TI puede obtener visibilidad de extremo a extremo e información necesaria para entregar las aplicaciones en escala basadas en microservicios, recibir respuestas inmediatas y resolver problemas en la experiencia de usuario.

 

Red Hat OpenShift es la plataforma de Kubernetes para empresas más integral de la industria”, dijo Julio Tapia, director ejecutivo de Red Hat Partner Ecosystem. “Los operadores de Kubernetes son atractivos porque ayudan a codificar la lógica operacional humana que normalmente se requiere para manejar los servicios ejecutados a través de aplicaciones nativas de Kubernetes, y tienen el objetivo de facilitar las operaciones diarias. A través del operador de Citrix ADC, los desarrolladores de la empresa y las operaciones de la TI pueden entregar aplicaciones con la rapidez, seguridad y confiabilidad que exigen los nuevos entornos en la nube”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *