Cinco motivos fundamentales para Infraestructura Hiperconvergente

 

Debido a que los enfoques definidos por software cambian la manera en la que se desarrollan los centros de datos actuales, es posible que algunos líderes de TI consideren que el hardware subyacente es intrascendente para una infraestructura hiperconvergente (HCI). Sin embargo, cuando lo examinen con mayor detenimiento, descubrirán que las funciones y la diferenciación de hardware son fundamentales para la HCI. El secreto para alcanzar el nivel más alto de potencia y rendimiento de la HCI es contar con el trabajo subyacente pero interdependiente del hardware y el software para crear el mejor sistema integrado posible. En este caso, la palabra clave es “sistema”.

 

Seleccionar la solución de HCI adecuada dependerá de dónde te encuentres en tu viaje de transformación de TI, y cuáles sean tus objetivos y tus necesidades empresariales. Un enfoque de desarrollo de una solución propia funciona para las organizaciones de todo tamaño que desean modernizar el almacenamiento, los servidores o las redes con la flexibilidad para seleccionar componentes. Las organizaciones que deciden consumir o comprar una solución de HCI desean modernizar, automatizar y transformar la TI. Estas organizaciones suelen valorar las soluciones listas para usar con configuración, evaluación y validación previa para brindar valor con rapidez y de la forma esperada.

 

Dado que se hace demasiado hincapié en el software para las infraestructuras definidas por software, por lo general, se pasa por alto el hardware. No cometa este error. Se requiere esfuerzo para que los componentes funcionen como un sistema y para mantener la noción de sistema de una solución.

 

Si implementa una HCI, es importante que asuma la responsabilidad de las decisiones que toma. A continuación, se presentan los cinco motivos principales por los que el hardware es fundamental para lograr implementaciones de HCI correctas:

 

1) Las configuraciones de hardware deben adaptarse a sus necesidades y cargas de trabajo. Durante años, los profesionales de TI han seleccionado hardware que se adapta adecuadamente a sus cargas de trabajo. Mientras que los servidores genéricos garantizan motores de cómputo satisfactorios, se pueden lograr mejores resultados en su centro de datos con hardware que se optimice específicamente para la HCI, es decir, que se desarrolle con y para plataformas de HCI específicas. Es posible garantizar que las soluciones de hardware sean suficientemente potentes para gestionar las cargas de trabajo más exigentes, y ofrecer rendimiento y disponibilidad altamente predecibles, además de la flexibilidad para adaptarlas a cualquier requisito de la HCI. Esto se traduce en flexibilidad en cuanto al procesador, la memoria, el almacenamiento, la conectividad de red, la GPU, el factor de forma, el presupuesto para alimentación, etc.

 

2) A medida que la HCI se convierte en la plataforma para la transformación de la TI, la calidad general cobra importancia. Hemos observado un cambio en los casos de uso de HCI durante los últimos años desde la infraestructura de escritorio virtual (VDI), uno de los primeros usos de la HCI, hasta aplicaciones más generalizadas y de misión crítica. Hace dos años, casi todos los clientes con los que conversábamos preguntaban: “¿Cuáles son las cargas de trabajo adecuadas para la HCI?”. Hace un año, preguntaban: “¿Qué cargas de trabajo no debería trasladar a la HCI?”. Este año, todavía no me han preguntado nada similar. En cambio, la conversación se desplazó hacia el desarrollo de nubes privadas y de varias nubes en la HCI. La innovación rápida y generalizada en el espacio de la HCI les permite a estas plataformas admitir la mayoría de las cargas de trabajo de los clientes con contadas excepciones. La mayoría de las implementaciones son para cargas de trabajo mixtas en entornos de nube. A medida que la HCI se convierte en la plataforma de TI para las cargas de trabajo principales, además de considerar las opciones de configuración, también debes considerar la confiabilidad, la estabilidad y el servicio de estos sistemas como la base de su centro de datos. Tu empresa depende de ello.

 

3) Un enfoque integral hacia los sistemas reduce el tiempo del personal necesario para el mantenimiento de rutina. Por lo general, la administración del ciclo de vida de software y firmware no se considera interesante. Una conversación motivadora sobre sus beneficios no te garantizará la popularidad. Sin embargo, la gestión de los diferentes componentes del software y el firmware en sus entornos es una tarea necesaria y lenta. Es posible que la tasa de cambio sea alta y que las actualizaciones sean críticas. El grado en el que el hardware y el software funcionan como un sistema (que es una ventaja esencial de las soluciones de HCI de ingeniería conjunta) determinará cuánto tiempo dedica el departamento de TI a la administración y al mantenimiento de la infraestructura, en comparación con el tiempo que dedica a brindar valor real a la empresa.

 

4) Las soluciones de hardware más valiosas le permiten aprovechar el software al máximo. Con la combinación adecuada, las organizaciones obtienen flexibilidad y la automatización del aprovisionamiento de los recursos, además de mayor confiabilidad y mejores tiempos de respuesta, mediante la agrupación y la extracción de recursos de la infraestructura. Esto es clave para la implementación de cargas de trabajo de nube privada, de varias nubes y nativas de la nube. Una infraestructura hiperconvergente que constituya la base de cualquiera de estos modos de implementación de nube requerirá la capacidad de presentar los recursos de hardware a esas cargas de trabajo de manera coherente, además de mantener y gestionar el ciclo de vida de esos componentes a medida que cambian en función de las necesidades de las cargas de trabajo y los servicios en la nube. Sin mencionar que requerirá la capacidad de manipular la topología de la red física y la red definida por software, y la configuración en contexto.

 

5) El soporte global de calidad para hardware y soluciones puede resolver un problema en minutos en lugar de resolverlo en días… o no hacerlo nunca. El soporte es un punto problemático para varias organizaciones, pero si implementan componentes de hardware y software complementarios, es posible revertir esta situación. Si decides desarrollar tu propia solución de HCI, trabajarás con su soporte interno y varios proveedores externos de hardware y software. Como alternativa, si implementas una HCI como una solución lista para usar, es posible trabajar con dos equipos de soporte (uno de hardware y otro de software) o incluso con un equipo de soporte para todo si la solución se diseñó en conjunto, lo que requiere menos puntos de contacto en caso de que se necesite soporte.

 

Cuando se trata de la HCI, anticipe el futuro de la empresa. Imagine los resultados que desea obtener, cómo impulsar los ingresos y el crecimiento, agilizar el desarrollo y mantenerte un paso adelante de la competencia. Independientemente de sus objetivos, una arquitectura de TI modernizada será clave para lograrlos.

 

Octavio Osorio, Vicepresidente del sector Enterprise de Dell EMC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *