Carbyne quiere revolucionar la seguridad pública en México

 

Actualmente, la seguridad pública es uno de los grandes desafíos de México. En años recientes, ha crecido la percepción de los ciudadanos que sienten su entorno como inseguro, siete de cada diez personas lo manifiestan así, de acuerdo con los datos oficiales. En concreto, lugares como cajeros automáticos, transporte, bancos y calles se han convertido en sitios de riesgo.

 

Sin embargo, el uso de nuevas herramientas tecnológicas está impulsando opciones inteligentes para atender estos retos. Una de ellas es Carbyne, empresa líder en seguridad pública que ayuda a los centros de mando de estados y municipios a dotar de tecnología innovadora a sus centros de atención de  llamadas de emergencia. La empresa cuenta con una solución que obtiene la ubicación de la persona que llama al 911 de forma automática, además de la transmisión de video, audio y chat en tiempo real, de las personas en riesgo, de manera segura y efectiva.

 

“Desde nuestra llegada a México en 2018, comenzamos a trabajar con el municipio de Huixquilucan, en el Estado de México, de la mano del gobierno local. Hoy, estamos presentes en 15 estados; gracias a la asociación con Google, somos la puerta de enlace de alta seguridad para su tecnología Android ELS de Google (emergency location service) y con ello, podemos precisar la localización de una persona durante una llamada al 911”, asegura Amir Elichai, CEO de Carbyne.

 

Carbyne está cambiando la manera en que los gobiernos de todo el mundo ofrecen servicios de emergencia inteligentes, seguros y gratuitos para el bienestar de las personas. La compañía fue fundada en 2014 en Tel Aviv, Israel. Actualmente procesa millones de llamadas cada mes para clientes en Estados Unidos, América Latina, Europa, Medio Oriente y Asia. Sus servicios utilizan tecnologías como la Nube, Inteligencia Artificial (IA), Machine Learning e Internet de las Cosas (IoT).

 

El arribo a México de soluciones como las de Carbyne, que son automáticas y no requieren interacción humana, representan una alternativa para incrementar la seguridad. Por ahora, esta solución ya está impactando positivamente a más de 60 millones de personas, ayudando en situaciones como la asistencia remota, gracias al video, en el nacimiento de bebés -más de 15 en los últimos seis meses con asistencia médica remota -, accidentes, personas perdidas en zonas lejanas, protección civil, asistencia médica en general y de servicios públicos.

 

A medida que las comunidades de México crecen, se desarrollan e interactúan, la seguridad se vuelve una necesidad clave, cuya atención puede apoyarse en los recientes avances tecnológicos. En Carbyne hemos entendido que los gobiernos del país requieren ecosistemas digitales de emergencia con un enfoque holístico, para salvar más vidas minimizando los tiempos de respuesta”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *