Canon dice que es hora de desplegarse a la nube

 

Pasar los flujos de trabajo de su oficina a sistemas de Software como Servicio (SaaS), como Office 365, se está convirtiendo en la norma para muchas empresas. Los flujos de trabajo de impresión y documentos pueden pasarse por alto, pero a juzgar por los cambios tecnológicos actuales dentro de la oficina, no pasará mucho tiempo antes de que ambos sistemas migren a la nube.

 

Daniel Aguilar, Experto en Soluciones de Seguridad para Canon Mexicana, afirma que la migración a la nube es inminente. Para la firma, el 70% de la inversión en desarrollo para sistemas de control de impresión se dedica a trasladar la infraestructura local a una oferta basada en la nube, y estoy seguro que esta será la forma común en que la gente imprimirá en el futuro de manera segura.

 

Afirma que “la incorporación de tecnología y soluciones de manejo de documentos aumenta significativamente el clima laboral, la comunicación entre los empleados y la satisfacción del cliente y, con la opción para la nube, todas las empresas pueden disfrutar de los beneficios de trabajar sin un servidor físico incrementando la agilidad de procesos”.

 

Una de las primeras preguntas a considerar es ¿cómo sus flujos de trabajo de impresión y documentos actuales se convertirían en una suscripción basada en la nube?

 

Si ya se está usando SaaS en alguna capacidad, debería ser una transición simple. Ya sea OneDrive para almacenar sus archivos, Salesforce.com como CRM u Office 365, ya se usa una gran cantidad de servicios en la nube, por lo que no debería de haber ninguna razón para no incluir servicios de impresión en esta modalidad. Para las pequeñas y medianas empresas este podría ser el modelo adecuado” dice.

 

Hay beneficios obvios, pero gran parte del proceso de toma de decisiones dependerá de la estrategia comercial. La movilidad se está convirtiendo en un factor importante en la vida laboral, señala. Más personas trabajan desde casa u oficinas compartidas, por lo que la movilidad es un gran impulsor.

 

Tradicionalmente, se utiliza el correo electrónico para obtener documentos, pero las soluciones en la nube eliminan un paso del proceso. Ahora, si se envía un trabajo, se encuentra en línea, y puede ir a cualquier dispositivo.

 

Otro beneficio importante para las pequeñas y medianas empresas es la flexibilidad y la escalabilidad. La tecnología en la nube es perfecta para pequeñas y medianas empresas, ya que no necesitan infraestructura física. La nube es un modelo muy flexible; el cliente puede pagar por lo que usa y aumentar sus capacidades de acuerdo a la operación y crecimiento de su negocio, comenta.

 

Al elegir la transición a la nube, se debe considerar entre adquirir una infraestructura de nube privada o pública. Esto es menos sobre el riesgo y más sobre el cumplimiento; algunas empresas prefieren usar una nube privada para alojar datos porque las políticas lo requieren.

 

Con respecto al riesgo para los datos, las soluciones de Canon que cuentan con infraestructura de nube están alojadas en Microsoft Azure. La firma ha puesto un enorme esfuerzo en la forma en que se manejan los datos. En el momento en que hay un problema de cumplimiento relacionado con los servicios de datos, Microsoft es uno de los primeros en cubrir los requerimientos, dice.

 

Una solución en la nube funciona de la misma manera que cualquier otro modelo basado en suscripción. Usted paga una cuota de suscripción mensual o anual por usuario. Con la nube pública, se obtiene capacidad ilimitada.

 

Aguilar señala que “a menudo la gente tiene la impresión que si compraron un servidor, es simplemente un costo de capital inicial. Sin embargo, si observa los costos adicionales de ejecución, parches de software, costos de antivirus y mantenimiento del servidor, puede ser mucho más costoso en comparación con un par de dólares al día por servicios en la nube que usa cada persona dentro de la empresa.”

 

Al final, todo se reduce a cómo funciona el negocio actualmente y la estrategia de transformación digital. Sin embargo, si una proporción significativa de los flujos de trabajo ya están en un servicio de suscripción, podría ser el momento de mover la administración de documentos y de impresión a la nube también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *