Ataques de Denegación del Servicio y Denegación del Servicio Distribuido

 

Los ataques DoS y DDoS se aprovechan de la vulnerabilidad en los protocolos de aplicación y comunicación. Aunque Europa y Estados Unidos sintieron los mayores efectos del potente ataque DDoS que tuvo lugar en octubre de 2016, según un estudio de Level 3, 12% de los ataques DDoS están dirigidos a Latinoamérica.

A diferencia de otros ciberataques, los DoS y DDoS no intentan robar datos sensibles. En cambio, estos ataques se usan para hacer que la red, los sitios web y otros recursos en línea no estén disponibles para los usuarios. Son capaces de afectar la infraestructura de red y de servidores de una empresa.

En los DoS, los atacantes usan una conexión a internet para explotar las vulnerabilidades del software. Saturan los sistemas con falsas solicitudes para agotar los recursos del servidor como RAM y CPU. En el caso de los DDoS, los hackers inundan los sistemas con múltiples solicitudes de varios dispositivos conectados distribuidos a lo largo de la red. Éstos son más devastadores y difíciles de combatir.

-Cómo protegerse contra ataques DoS y DDoS:
• Valide periódicamente el rendimiento de seguridad de su red. Este es un paso crítico para garantizar que sus soluciones de red resistirán durante los ataques.
• Implemente herramientas de detección/prevención de intrusiones para protegerse de vulnerabilidades sin patches.
• Use herramientas para el monitoreo de integridad de archivos y para inspección de logs para mejorar su conocimiento de comportamientos inusuales en la red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com