Arduino fomenta el estudio de la robótica

 

En México sólo 40 de cada 100 estudiantes eligen una carrera relacionada con la industria de la tecnología, sostiene la Cámara Nacional de Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), y aunque Jalisco es la entidad más destacada en la industria electrónica, los jóvenes locales tampoco se interesan por estudiar una carrera tecnológica y menos del 20 por ciento de éstos optan por una ingeniería.

Ante esta situación, instituciones públicas y privadas se han dado a la tarea de fomentar el interés por el estudio de ingenierías como la robótica, eliminando los prejuicios sobre su complejidad y haciendo accesibles para los jóvenes placas electrónicas (arduinos), que pueden ser la base para desarrollar dispositivos con funciones desde muy simples hasta proyectos de alta complejidad.

Los arduinos, considerados como la base de la robótica a nivel mundial, es una placa electrónica de tiene la capacidad de programar, a través de procesos electrónicos e inducciones, un proyecto que puede ir desde soluciones simples como encender una luz, hasta más complejas como enviar archivos por bluetooth, el funcionamiento de una impresora 3D o el de un dron.

“En la actualidad todas las carreras que llevan electrónica implementan el uso de arduinos. No es una carrera muy solicitada por sus procesos complejos; sin embargo, los arduinos vinieron a simplificarlos y actualmente jóvenes de secundaria y preparatoria ya suelen armar sus propios robots, no sólo como hobby sino también para apoyo a la industria”, explicó Saúl Almaraz, ingeniero de Master Electrónicos, empresa mexicana de tecnología que busca fomentar la robótica a través de la venta de estos dispositivos.

Los arduinos son una herramienta tecnológica que no ha dejado de crecer y constantemente se encuentra innovando. Una de las áreas con mayor implementación de estos dispositivos es el “Internet de las cosas”, puente que conecta a las personas con aparatos domésticos desde sus celulares y computadoras, y que a su vez utilizan tarjetas arduino para el funcionamiento de estos procesos.

Asimismo, además de proveer dispositivos para facilitar el desarrollo de proyectos robóticos, instituciones públicas y privadas han organizado espacios alternos de creación, difusión y experimentación que tienen como objetivo impulsar el desarrollo de habilidades y poner al alcance de los jóvenes, herramientas para el empuje de la robótica y la tecnología desde la educación básica.

Entre estas alternativas destacan:
• RobotiX, escuela mexicana de educación tecnológica, donde se desarrolló un prototipo capaz de rescatar personas de una inundación. 

• Bunker Robotics, talleres prácticos realizados por un grupo de ingenieros que fomentan el interés por la robótica en niños y jóvenes de 8 a 17 años, en Ensenada, Baja California. 

• R2T2 Caribbean and America, taller de exhibición de robótica impulsado por la Universidad de Guadalajara en la pasada edición del Campus Party 2017. 

• First Global Challenge 2018, una de las competencias de robótica más importantes que se realizará en la Ciudad de México por estudiantes de distintas universidades.

“Si bien las iniciativas pública y privada están invirtiendo en el fomento del estudio de las carreras universitarias en este ramo, cuyo objetivo sería el incremento de la matricula estudiantil, es necesario que se destinen más recursos para el desarrollo de la tecnología de innovación en México, ya que actualmente sólo el 0.57 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) se destina a este objetivo, cuando debería ser al menos el 1 por ciento”, concluyó René López, Director Comercial de Master.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com